Víctima corrió para salvarse, pero falleció a escasos 30 metros de su vivienda

 30 noviembre, 2013

Eder Josué Granados Aguilar, de 19 años, fue asesinado, el jueves en la noche, en San Rafael de Oreamuno de Cartago. | JORGE CALDERÓN.
Eder Josué Granados Aguilar, de 19 años, fue asesinado, el jueves en la noche, en San Rafael de Oreamuno de Cartago. | JORGE CALDERÓN.

Oreamuno, Cartago. Un joven fue asesinado a puñaladas, al parecer, por rencillas con un grupo. El suceso ocurrió, el jueves en la noche, en el barrio Corazón de María, ubicado 100 metros al noreste de la plaza de San Rafael de Oreamuno de Cartago.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) dijo que investigan el origen de las rencillas que desembocaron en el homicidio.

El fallecido fue Eder Josué Granados Aguilar, de 19 años, quien se encontraba sentado en una grada, cerca de una capilla, a escasos 30 metros de su casa.

Granados, supuestamente, estaba en una esquina cuando pasó un sujeto, con quien empezó una discusión. El individuo se marchó del lugar y luego regresó con al menos cuatro hombres más, quienes hirieron con arma blanca a Granados.

El joven corrió a refugiarse en las afueras de una panadería, pero por las lesiones sufridas, cayó al suelo y perdió la vida en el lugar. Una de las puñaladas que recibió, a la altura de la arteria femoral, le habría provocado la muerte, según informó el cruzrojista Minor Correa.

“Tenía una herida en el muslo y se había desangrado cuando nosotros llegamos. Ya no había nada que hacer”, expresó Correa.

Iván Guzmán, jefe de la Fuerza Pública de Cartago, explicó lo siguiente sobre lo sucedido: “Llegamos a proteger la escena, a la espera de la llegada de las autoridades judiciales y realizamos un operativo para ubicar a los responsables, pero no hubo frutos”.

Agentes de la delegación del OIJ de Cartago levantaron el cuerpo de Granados, hacia las 11 p. m., para enviarlo a la Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores, Heredia.

Otro crimen. El 3 de noviembre pasado, se produjo el doble homicidio de los hermanos Fabio y Manuel Ulloa Montenegro, de 22 y 18 años, en el parqueo del mall Plaza Paraíso, durante una exhibición privada de motocicletas, al parecer, por un conflicto personal entre víctimas y agresor.

Ese hecho se produjo a plena luz del día, a las 11: 30 a. m. , cuando supuestamente el homicida se les acercó a ambos y comenzó a golpearlos.

Pese a que un guardia de seguridad del centro comercial trató de controlar la pelea, de un momento a otro, el agresor comenzó a dispararles.

La Fuerza Pública de Paraíso detuvo al sospechoso, apellidado Rojas, de 20 años, en su casa de habitación, en el barrio La Joya de Paraíso, unas dos horas después del crimen.

Etiquetado como: