28 abril, 2014

Un exconvicto fue asesinado de cinco balazos y abandonado en una calle rústica.

El homicidio se registró dos kilómetros al sur del restaurante Río Danta, en Guápiles, Pococí.

La víctima fue identificada como Andrés Gerardo Jiménez Cano, de 29 años.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que los vecinos avisaron, por medio del 9-1-1, que escucharon varios disparos y que al salir vieron a un hombre muerto.

Érick Calderón, subjefe de la Fuerza Pública de Limón, dijo que tras la confirmación de la muerte, avisaron a la Policía Judicial y cerraron vías para hacer la revisión de vehículos.

La Policía Judicial levantó el cuerpo en la vía rural. | REINER MONTERO
La Policía Judicial levantó el cuerpo en la vía rural. | REINER MONTERO

“Cuando llegamos al lugar, ninguna persona pudo darnos información de si los atacantes viajaban en motocicleta o en carro.

“Lo que hicimos fue realizar varios cierres de carretera sobre la ruta 32, exactamente hacia el Zurquí y Guácimo, pero no logramos dar con información importante que ayudara a identificar a los posibles homicidas”, agregó el jefe policial.

Jiménez presentaba heridas de bala en la cabeza, el cuello, un hombro y en la espalda, según detalló la Policía Judicial.

Además, las autoridades informaron de que la víctima tenía un amplio expediente delictivo por homicidio calificado, portación de arma, tentativa de homicidio, robo agravado, agresión con arma, transporte de droga y resistencia a la autoridad.

Etiquetado como: