Sucesos

Homicidios que naciente OIJ no pudo resolver

Actualizado el 23 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Sucesos

Homicidios que naciente OIJ no pudo resolver

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Algunos homicidios que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) no pudo resolver en sus primeros años, fueron recordados por el exagente Fernando Sánchez Chacón, quien fue subjefe de la Sección de Homicidios.

Él ingresó a la Policía Judicial en 1978, cuando este cuerpo de investigación tenía solo cinco años de establecido.

“Los agentes de Homicidios usaban todos sus conocimientos en resolver el crimen del bar Kentuky, en competencia con los viejos oficiales de la Oficina de Investigaciones  Criminales del Ministerio de Seguridad Pública.

”La verdad, aunque hubo personas acusadas y luego sobreseídas, nunca se resolvió”, comentó.

Ese fue el doble homicidio (en febrero de 1974) de los hermanos José y Abelardo López Cordero, de 56 y 60 años, eran cantineros de ese comercio ubicado en San José.

Sánchez también rememoró el crimen de Jorge Barrot Sibaja, un fotógrafo asesinado en Tibás en octubre de ese mismo año.

El exfuncionario judicial consideró que esa muerte fue el “primer homicidio de verdad que investigó el OIJ” y destacó que tampoco se logró culpar a nadie.

Además, se refirió a otro asesinato ocurrido durante un robo a una vivienda en setiembre de 1976, en Tibás, en el que la víctima fue José Francisco Bolaños González.

“El caso fue investigado y supuestamente resuelto con imputados. Más tarde, el juez de Instrucción de Guadalupe y Tibás lo sobreseyó por falta de pruebas”, señaló el expolicía.

El investigador mencionó que las estadísticas de aquellos años mostraban resultados positivos, “porque la mayoría  eran casos fáciles de esclarecer; sin embargo, el OIJ, se creó no para esos asuntos, sino para homicidios de estos, de verdad”, alegó.

Según Sánchez, en la indagación de esos crímenes pesó lo mismo que en el caso del Psicópata, quien, según la Policía, mató a 19 personas.

“La razón  de estos tropiezos tenía una explicación fácil: falta de experiencia,  de conocimientos técnicos, porque, en honor a la verdad, ganas, mística y otras cualidades, que desgraciadamente no resuelven crímenes, sobraban”, expresó.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Homicidios que naciente OIJ no pudo resolver

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota