Ya respira por sí misma, pero sigue en cuidados intensivos

Por: Hugo Solano 9 septiembre, 2014
Cruzrojistas de Guácimo llevaron de urgencia a la menor hasta una plaza donde aterrizó el helicóptero que rápidamente llevó a la menor a San José.
Cruzrojistas de Guácimo llevaron de urgencia a la menor hasta una plaza donde aterrizó el helicóptero que rápidamente llevó a la menor a San José.

El director interino del Hospital Nacional de Niños, Orlando Urroz, informó a las 6 p. m. de este martes que la niña de cuatro años que ingresó antes del mediodía a ese centro médico procedente de Guácimo, Limón, evoluciona hacia una mayor estabilidad, aunque sigue grave en la unidad de cuidados intensivos.

La chiquita fue víctima de accidente de tránsito en Guácimo, luego de que la moto en que viajaba con su padre derrapó y ambos quedaron en el pavimento.

Según Urroz, la niña presenta un trauma craneal severo, contusión pulmonar y heridas en las piernas con exposición de hueso, entre otras.

Aunque llegó con ventilación asistida al hospital, horas después logró respirar por sí misma.

Un helicóptero de la Dirección del Servicio de Vigilancia Aérea (SVA), del Ministerio de Seguridad Pública, funcionó como ambulancia aérea y permitió el traslado rápido desde Guácimo hasta el aeropuerto Tobías Bolaños, en Pavas, donde la esperaba una ambulancia y el equipo médico del hospital.

 Mientras miles de niños y niñas celebraban su día, esta menor entraba grave al Hospital de Niños.
Mientras miles de niños y niñas celebraban su día, esta menor entraba grave al Hospital de Niños.

Los oficiales del Departamento de Operaciones Aeronáuticas del SVA coordinaron con autoridades de la Policía de Tránsito para hacer más pronta la llegada de la niña al hospital.

La chiquita se sumó a los 260 menores que, según Urroz, llenan las salas de cuidados intensivos de ese hospital debido al aumento de males respiratorios y a que setiembre se caracteriza por ser el mes de más partos, por lo que las salas de neonatología están llenas.