Trata de detectar fallas en práctica que afectó voluntaria de la Cruz Roja

Por: Carlos Arguedas C. 26 octubre, 2013

El Hospital México ordenó una investigación para determinar la razón por la cual una brigadista cayó de una altura de 20 metros cuando participaba en un simulacro de rescate vertical.

El objetivo es determinar si hubo algún error en el procedimiento y si hay responsables, informó el director del centro hospitalario, Douglas Montero.

El accidente ocurrió el jueves pasado a las 12:15 p. m., cuando un grupo realizaba una práctica de rescate vertical en la parte externa del edificio del Hospital México. | MAYELA LÓPEZ/ ARCHIVO LN (FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS).
El accidente ocurrió el jueves pasado a las 12:15 p. m., cuando un grupo realizaba una práctica de rescate vertical en la parte externa del edificio del Hospital México. | MAYELA LÓPEZ/ ARCHIVO LN (FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS).

Asimismo, dijo desconocer si la afectada contaba con algún seguro. “Eso nos lo tendrá que aclarar la investigación. Los empleados de la Caja sí tienen seguro. Los compañeros que nos acompañaron no lo sabemos”, precisó el médico.

Delicada. Precisamente, la afectada, María Murillo Solís, de 22 años, permanece en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital México.

Ella cayó desde una altura de 20 metros (al inicio se informó de que eran 30 metros) cuando la cuerda que la sostenía se soltó. La joven sufrió un fuerte golpe en la cabeza.

Douglas Montero dijo que debido al golpe el cerebro se inflamó. “Hay que esperar 72 horas para que de forma natural empiece a desinflamar. La joven está sedada; es que se toman una serie de medidas con medicamentos y el enfriamiento corporal para que las neuronas del cuerpo estén lo menos activas para evitar cualquier daño”, explicó.

El director del centro médico dijo que una vez pasadas las 72 horas (probablemente este lunes) se analizará su evolución y los signos de mejoría. “En este caso hay que esperar para ver cómo evoluciona”, manifestó el médico.

Murillo es una voluntaria de la Cruz Roja en Escazú , donde se desempeña como jefa de socorrismo.

La joven llegó al México el jueves, invitada por “un grupo de especialistas” en rescate que, conjuntamente con la Brigada de Emergencias del México, organizaron la práctica.

Investigación. Douglas Montero dijo que la pesquisa fue encargada a dos funcionarios del hospital.

“Tenemos algunas informaciones, pero en este punto consideramos prudente no dar más detalles. Normalmente, se tiene un plazo de tres meses para la investigación, pero depende de la complejidad. Esta espero dure 30 días”, dijo.

Montero admitió no saber el nombre “del grupo de especialistas” invitado para el simulacro.

Freddy Román, vocero de la Cruz Roja Costarricense, dijo que la entidad “no tenía conocimiento de la actividad ni como ejecutora ni como supervisora. Tampoco lo sabían los comités auxiliares cercanos al centro médico”.