Unidad estuvo a punto de irse a un guindo

 22 agosto, 2013

Un autobús del servicio público que realizaba el recorrido entre el cantón de Osa y Ciudad Neily, del cantón de Corredores, Puntarenas, estuvo a punto de ocasionar una tragedia cuando, según el conductor de la unidad, se le quebró la dirección y casi se va a un guindo.
El accidente se registró a las 2:40 p. m. en la carretera interamericana sur a la altura del lugar conocido como Kilómetro 40, al salir de una pequeña curva. El bus es de la empresa Transporte Blanco.

El chofer y la unidad tenían todo a derecho. Fue un desperfecto mecánico el que provocó el accidente, dijo el Tráfico William Murillo.
El chofer y la unidad tenían todo a derecho. Fue un desperfecto mecánico el que provocó el accidente, dijo el Tráfico William Murillo.

Según versiones que suministró a las autoridades el conductor, de apellidos Sánchez Jarquín, él acababa de de arrancar de una parada ubicada a unos 150 metros de donde ocurrió el accidente, por lo que iba a una velocidad muy baja. Llevaba unos 20 pasajeros, dichosamente ninguno sufrió heridas ni golpes de consideración que ameritaran su traslado al centro médico.