Decidió cruzar la carretera y no se percató de la cercanía de camión repartidor

 27 mayo, 2014

Los Chiles. La menor Stéfani Mora Corrales, de 13 años, murió ayer en Los Chiles atropellada por un camión de Pastas Roma cuando estaba a 50 metros de su vivienda, confirmó la Policía del Tránsito.

El accidente se registró a las 11:40 a. m. en la comunidad de La Chalupa, ese cantón alajuelense.

El percance fue observado por Martha Mora Corrales, de 43 años, madre de Stéfani, y su hermana mayor, Wendy, de 15 años.

Segundos antes, las tres mujeres se habían bajado de un autobús que abordaron en la vecina localidad de Santa Cecilia, adonde fueron a comprar víveres.

Según la versión que dio la Fuerza Pública, la adolescente salió por detrás del bus e inmediatamente intentó cruzar la carretera, sin percatarse de que en sentido contrario (de norte a sur) circulaba el camión repartidor.

Bajo un fuerte aguacero, las autoridades judiciales de Los Chiles hicieron el levantamiento del cuerpo de la menor a las 2:40 p. m. En la zona limítrofe con Nicaragua llueve torrencialmente desde el domingo. | CARLOS HERNÁNDEZ
Bajo un fuerte aguacero, las autoridades judiciales de Los Chiles hicieron el levantamiento del cuerpo de la menor a las 2:40 p. m. En la zona limítrofe con Nicaragua llueve torrencialmente desde el domingo. | CARLOS HERNÁNDEZ

Luis Fernando Jiménez, conductor del camión, explicó que al tratar de frenar el vehículo de carga este derrapó, debido a la lluvia que caía en ese momento.

Fredy Apú, oficial de tránsito que atendió el hecho, reveló que en el sitio hay una huella de frenado de unos 40 metros, pero evitó señalar si hubo alta velocidad. Agregó que el camión tenía toda la documentación en regla y la alcoholemia practicada al chofer resultó negativa.

Madre desesperada. Un campesino quien prefirió no identificarse, aseguró que la muerte de la niña ocurrió casi en forma inmediata.

Agregó que tanto la madre como la hermana de la víctima gritaron con desesperación y luego quedaron en shock, hasta que llegó una ambulancia de la Cruz Roja y los socorristas las trasladaron al Hospital de Los Chiles.

Al lugar acudió Roberto Zamora, padre adoptivo de la niña y quien fue detenido provisionalmente por llegar con un machete. Él dijo que lo llevaba porque buscaba trabajo en varias fincas.

Zamora y su familia tenían dos semanas de haber llegado a Chalupa desde Sabanilla de Alajuela.

“Es duro hallar muerta una de mis dos hijas en momentos en que no tengo trabajo ni dinero para sepultarla”, expresó Zamora.