Entre más se comparte, más vulnerable se es, y eso aplica también para las redes sociales.

Por: Dario Chinchilla U. 11 diciembre, 2013

El hecho de exponer su foto en público puede ser positivo para la imagen de un joven o una joven, pero también podría ser problemático. El psicólogo Mariano Rosabal afirma que cuando los comentarios a la publicación son adversos a lo que un muchacho o una muchacha espera, eso podría afectar su autoestima. Asimismo, una mayor exposición ante la gente implica una mayor vulnerabilidad.

Compartir imágenes en Internet puede ayudar a la autoestima, pero también golpearla cuando la respuesta de las personas no es la esperada. | FOTO: LUIS NAVARRO
Compartir imágenes en Internet puede ayudar a la autoestima, pero también golpearla cuando la respuesta de las personas no es la esperada. | FOTO: LUIS NAVARRO

“Hay casos de padres que les han debido ‘jalar el aire’ a los muchachos porque se ponen a posar con vasos de cerveza en la mano y son menores de edad; o porque en una fiesta juegan haciendo poses muy eróticas”, cuenta el psicólogo.

Para Rosabal, es necesario que los padres tengan conocimiento de la información que comparten sus hijos, y que ellos tengan la confianza de aceptar los consejos de sus padres.

“El mismo criterio de redes sociales se debe usar en las relaciones interpersonales: al establecer vínculos uno debe definir cuál nivel de exposición, ergo, cuál nivel de vulnerabilidad uno puede llegar a tener con las otras personas”.