A un poco menos de seis meses de la ceremonia de apertura, Rusia es objeto de críticas, en especial de organizaciones no gubernamentales militantes de la causa homosexual.

 23 agosto, 2013

Moscú

 AFPRusia despenalizó la homosexualidad en 1993.
AFPRusia despenalizó la homosexualidad en 1993.

El presidente ruso, Vladimir Putin, prohibió cualquier reunión o manifestación en los Juegos Olímpicos de invierno de Sochi, que se llevarán a cabo del 7 al 23 de febrero de 2014 en las orillas del mar Negro, según un decreto publicado hoy viernes.

Según un decreto del presidente del 19 de agosto y publicado hoy viernes en el diario oficial Rossiiskaia Gazeta, las “reuniones, manifestaciones, congregaciones y marchas (...), no relacionadas con el desarrollo de los Juegos Olímpicos y previstas entre el 7 de enero y el 21 de marzo en las zonas donde las medidas de seguridad serán reforzadas, se llevarán a cabo en otro momento”.

El decreto prohíbe de hecho cualquier reunión durante los Juegos Olímpicos de invierno cerca de las instalaciones olímpicas.

A un poco menos de seis meses de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Sochi, Rusia es objeto de críticas, en especial de organizaciones no gubernamentales militantes de la causa homosexual, que llamaron a privar al país de los Juegos Olímpicos en 2014 para protestar contra la “ley antigay”.

Putin promulgó en junio una controvertida ley que castiga la “propaganda” homosexual ante menores, un texto considerado discriminatorio por los defensores de los derechos humanos.

La organización HRW había acusado a las autoridades rusas de haber “hostigado a defensores de los derechos humanos y periodistas” que denunciaron violaciones de derechos durante los preparativos de los Juegos de Sochi, región entre las orillas del mar Negro y las montañas del Cáucaso.