España triunfó 2-1 ante Bielorrusia y se pone a un paso del Mundial de Brasil 2014

 11 octubre, 2013

Palma

La impotencia del seleccionador Vicente del Bosque, por la superioridad de los brasileños, es evidente.
La impotencia del seleccionador Vicente del Bosque, por la superioridad de los brasileños, es evidente.

El entrenador de la selección española, Vicente del Bosque, admitió tras la victoria por 2-1 frente a Bielorrusia en el estadio Son Moix que su equipo no está cómodo ante un rival que cerró muy bien los espacios durante gran parte del partido.

"Podemos darnos por satisfecho con esta victoria, que nos acerca al objetivo de clasificarnos para Brasil, pero el gol de ellos nos ha complicado al final y ha sembrado la inquietud", señaló Del Bosque.

A la pregunta de qué se puede hacer frente a rivales, como Bielorrusia, que esperan a España encerrados atrás, el técnico español respondió: "tirando más desde fuera del área, buscando más uno contra uno, abriendo el juego a la bandas y dando amplitud al campo, como lo hemos intentado hoy".

Y añadió: "Es cierto que este partido es calcado a otros que hemos jugado, con la excepción en este grupo de Francia, donde el dominio fue alterno, pero hemos intentado superar esa cuestión, por ejemplo, con Iniesta en la segunda parte, jugando más como extremo que como interior, y con Pedro por el otro lado".

Del Bosque insistió en que los partidos "hay que madurarlos", ya que "nunca se sabe cómo responderá el rival".

"Teníamos un guión establecido de lo que iba a suceder, los partidos tienen una maduración, no sabemos como se va a plantear, así que tomamos decisiones, como por ejemplo, jugar con dos laterales al uso", señaló el entrenador de la selección española.