Surge polémica por el premio ofrecido a la selección ibérica si se corona en la copa de Brasil 2014.

 7 junio, 2014

Madrid

Algunos legisladores españoles reaccionaron furiosos al hecho de que la federación nacional de fútbol le ofreció un premio de ¢548,8 millones (720.000 euros, $980.000) a cada miembro de la selección si ganan la Copa del Mundo en Brasil.

El capitán Íker Casillas y el mediocampista Xavi Hernández firmaron el acuerdo con la federación española el 3 de junio en nombre de los 23 jugadores.

Significó un aumento frente a los 600.000 euros que recibió cada uno cuando España ganó el torneo de Sudáfrica 2010.

Los legisladores Pablo Martín Peré y Susana Ros calificaron la prima como “desproporcionada” y de “un insulto a los ciudadanos”, dada la reciente crisis económica.

Jugadores de la selección de España celebran tras anotarle un gol a Alemania en Durban durante el Mundial de Sudáfrica 2010.
Jugadores de la selección de España celebran tras anotarle un gol a Alemania en Durban durante el Mundial de Sudáfrica 2010.

La legisladora Laia Ortiz dijo que planteará el asunto en el parlamento y arremetió contra el fútbol por representar “otro mundo” donde “no hay crisis”.

El ganador de la Copa Mundial de 2014 recibirá $35 millones (¢19.600 millones), pero muchos políticos españoles han dicho que esos fondos deberían ir a programas de desarrollo del fútbol.