10 octubre, 2013

Houston, Estados Unidos. EFE. La selección de Estados Unidos, que tiene ya asegurado su pase directo al Mundial de Brasil 2014, recibirá esta tarde a una Jamaica que buscará un milagro para clasificarse al repechaje en la hexagonal final de la Concacaf.

El triunfo conseguido contra México 2-0 puso de nuevo a Estados Unidos al frente de la clasificación y ante Jamaica –que tiene una muy remota posibilidad de optar por el cupo mundialista vía repesca–, tiene la oportunidad de consolidar esta posición, que le daría mejores opciones cuando llegue el sorteo del Mundial.

El seleccionador estadounidense, el alemán Jurgen Klinsmann, reiteró que el haber clasificado de nuevo al Mundial no significa que haya desaparecido el compromiso por parte del equipo y del proyecto de elevar cada vez más el nivel del juego y dar el mejor espectáculo futbolístico.

Para lograr ese objetivo, Klinsmann llamó a veinte jugadores, once de los cuales militan en el fútbol de Europa, seis de la MLS, tres que pertenecen a equipos de la primera división de México y entre ellos dos latinos, como son Edgar Castillo y Michael Orozco.

Estados Unidos ganó cinco de partidos disputados, forzó un empate y sufrió dos derrotas.

Jamaica necesita ganar contra los estadounidenses y a Honduras de local el próximo martes y que se de una combinación de resultados para caer en zona de repechaje ante Nueva Zelanda.