Por: David Goldberg J. 29 junio, 2014

El zaguero costarricense Óscar Duarte, el primer tico en ver una tarjeta roja en un Mundial, asegura haberse sentido liberado cuando la Selección de Costa Rica derrotó a Grecia en la tanda de penales.

Óscar Duarte ve la cartulina roja por el árbitro australiano Benjamin Williams.
Óscar Duarte ve la cartulina roja por el árbitro australiano Benjamin Williams.

"Es un momento difícil (cuando recibió la tarjeta). Primero, uno no se espera eso (la expulsión). El equipo estaba jugando bien, había caído el gol (de Bryan Ruiz) y manejábamos el partido. Son cosas que uno no quiere", explicó el jugador, quien se perderá el partido de cuartos de final, el sábado ante Holanda.

Duarte observó los lanzamientos desde el machón blanco en el camerino, en compañía de un utilero. "Se me hizo eterno. Nos jugábamos algo histórico. Al final ganamos, que era lo importante", dijo.

El jugador agradeció el esfuerzo de sus compañeros por alcanzar el histórico resultado. Contó que tras la finalización del partido, regresó al terreno de juego en busca de sus compañeros.