Varios de los tulipanes están casados con costarricenses, pero vaticinan un triunfo de su equipo

Por: Alonso Mata Blanco 5 julio, 2014
En Jazz Café, San Pedro, se vivió un ambiente tenso durante los lanzamientos desde el punto de penales.
En Jazz Café, San Pedro, se vivió un ambiente tenso durante los lanzamientos desde el punto de penales.

San José

La comunidad holandesa en Costa Rica se reúne en el Jazz Café de Escazú para ver el ver el partido de cuartos de final entre su Selección y la costarricense.

El dueño del local, Teo Peeters, quien es un holandés con 20 años de vivir en Costa Rica, estima que en total uno 300 tulipanes acudirán a la actividad.

Entre los aficionados destacan holandeses que se casaron con costarricenses y que tienen hijos nacidos acá, por lo cual, sienten un encuentro de emociones antes del jugo.

Sin embargo, todos los holandeses vaticinan un triunfo de su Selección con goles de sus estrellas Arjen Robben y a Wesley Sneijder.