Por: José Luis Rodríguez C. 4 julio, 2014

San José (Redacción). La salida del volante de contención Nigel de Jong de la formación holandesa, deja un hueco de lucha y rapidez en el conjunto tulipán que mañana se enfrentará a Costa Rica en cuartos de final.

De acuerdo con las estadísticas que presenta la página oficial de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), De Jong destacó en los partidos de la primera fase del Mundial, ante España, Australia y Chile, como uno de los hombres que más recorrido tuvieron, además de los que más piques realizaron en el campo.

En el primer compromiso Daryl Janmaat corrió 11,014 kilómetros, mientras que Wesley Sneijder 10,854, Daley Blind 10,694 y De Jong 10,333.

En el campo de los sprints De Jong quedó sétimo, con 23 piques; primero fue Blind, 53, segundo Robin Van Persie, 41, y tercero Sneijder, 34.

Frente a los españoles, los tulipanes ganaron 5-1, y en este encuentro De Jong no marcó goles ni tuvo asistencias.

Ante Australia también fue cuarto tanto en distancia recorrida como en piques, con 10.949 kilómetros y 38.

Contra los autralianos, en el que la pizarra quedó 3-2, no anotó ni dio asistencias, lo mismo que en el siguiente partido, frente a Chile.

Contra los suramericanos, con una victoria de 2-0, el hombre del Milán italiano se deplazó 9.935 metros, siendo, nuevamente, el cuarto con más kilómetros de Holanda, e hizo 33 aceleraciones, cifra que le ubicó también en la cuarta casilla.

Su derroche de potencia y entrega se vio mermado en octavos de final, contra México, debido a que a los nueve minutos se lesionó en la ingle y debió ser sustituido.

Dicha molestia lo sacó del juego de mañana, a las 2 p. m. (hora tica) ante Costa Rica, y del resto del Mundial, en el caso de que los holandeses eliminen a los centroamericanos.