Por: Johan Umaña V. 12 julio, 2014

El entrenamiento de Celso en el AIK fue muy emotivo para el tico. | TOMADA DEL FACEBOOK DE CELSO BORGES.
El entrenamiento de Celso en el AIK fue muy emotivo para el tico. | TOMADA DEL FACEBOOK DE CELSO BORGES.

El costarricense Celso Borges sigue cosechando afecto y halagos a donde vaya. Ayer fue recibido con aplausos y abrazos en su primer entrenamiento de vuelta a su club, el AIK de Suecia.

En un video publicado en Internet por el mismo futbolista, se ve cómo él ingresa a la cancha y es ovacionado por un grupo de aficionados presente en el estadio.

A la vez, es recibido efusivamente por los jugadores y miembros del cuerpo técnico del equipo.

Celso volvió al país el martes, participó de varias actividades festivas por la participación de Costa Rica en el Mundial de Brasil 2014 y el jueves, a las 6 a. m., viajó a Suecia para incorporarse a los entrenamientos con el AIK.

El 5 de la Selección Nacional participó en una entrevista publicada por su equipo, en la que dijo que la sorpresa de la Sele en el Mundial no fue tal para los integrantes del grupo, quienes ya estaban mentalizados en tener una buena participación en el certamen.

“Para el resto de la gente fue una gran sorpresa, fue un proceso muy duro. Pienso que eso quedó demostrado en los resultados”, dijo un sereno Borges, quien atendió a la prensa en las instalaciones del equipo, según se observa en un video publicado por el seleccionado en redes sociales.

La premura de Celso por volver a los entrenamientos se debe a que hoy el equipo jugará un amistoso contra el Kaalmar FF como homenaje a la participación del tico en el Mundial de Brasil 2014.

“Fue una locura. Yo nunca había tenido una experiencia de este tipo en mi vida, todo el país y los medios nos querían con ellos. Este gran éxito de la Copa tiene un gran impacto en nosotros”, comentó sobre el recibimiento en Tiquicia.