Por: José Fernando Araya N. 4 marzo, 2013

De una forma magistral, la ondina costarricense Sylvia Poll fue la encargada de encender el histórico pebetero de los Juegos Centroamericanos San José 2013.

Desde lo más alto de la gradería este del Estadio Nacional, se deslizó por los aires la figura de una nadadora que cruzó el lugar hasta la pantalla norte donde se encuentra ubicado el pebetero.

Ahí la atleta, primera costarricense en ganar una medalla en unos Juegos Olímpicos, tomó la tea y encendió el pebetero que se mantendrá encendido durante los 15 días de los Juegos.

La mayor de las hermanas Poll logró esta hazaña en Seúl 1988, donde consiguió la presea de plata en 200 metros libres.

Para la anécdota quedará las dificultades que generó la antorcha, pues se llegó a apagar en más de una ocasión; incluso hasta instantes antes de encenderse el fuego se encontraba apagada.

Aparte de Poll, durante la gala desfilaron otras figuras como Paulo Wanchope y Andrés Brenes, entre otros atletas.