Por: José Luis Rodríguez C. 5 septiembre, 2014

Dallas, Texas. Hace tres años, cuando firmó con el Arsenal, Joel Campbell llamó la atención del orbe por su juventud y talento.

Pero pasaron las temporadas y el jugador no encontraba cabida en los planes de los Gunners , sino que era prestado a otros clubes para “sumar minutos”.

Tras jugar con el Lorient de Francia, el Betis español y el Olimpiakos de Grecia, no fue hasta este año que el técnico francés Arsene Wenger convocó al tico para hacer pretemporada en el Arsenal y, ahora sí, se quedará.

“Nunca me he sentido fuera, sabía que iba quedarme ahí, yo siempre trabajo para quedarme ahí, sea ahí o sea en otro lado siempre doy el máximo esfuerzo para ser un gran jugador”, expresó Campbell, quien junto a la Selección disputa la Copa Uncaf.

“Él (Wenger) nunca me dijo cosas –del por qué lo había prestado tres años–, sé que soy jugador del Arsenal hace tres años, sé que tengo que quedarme ahí”, añadió.

Hoy, ya con un espacio en el camerino gunner , el próximo objetivo es ser titular, pese a que reconoce que con jugadores como el chileno Alexis Sánchez, Danny Welbeck y Alex Oberlain Chamberlain, ambos de Inglaterra, la tarea es difícil.

Joel Campbell es la figura más llamativa de la Copa Centroamericana. | MAYELA LÓPEZ
Joel Campbell es la figura más llamativa de la Copa Centroamericana. | MAYELA LÓPEZ

“Por supuesto que quiero ser titular, eso está claro, para eso me esfuerzo. Estoy tranquilo, quiero hacer las cosas de la mejor manera”.

La seguridad y optimismo con que se expresa el delantero tico se acuerpa en su fe en Dios, al que menciona constantemente.

“A mí me sonrieron –las cosas– desde el momento en que jugué en Francia, me sonrieron en España y en Grecia, el éxito no está solo en el Arsenal, está donde uno vaya si demuestra lo que se tiene”, apuntó.

“Yo siempre pongo todo en manos de Dios, Dios sabe por qué hace las cosas, hay que trabajar y esforzarse, lo importante es que uno pueda jugar fútbol”, indicó.

Su consabida fe le hace tener paciencia, la misma que le acompañó los tres años anteriores y la que le ha visto crecer, ser figura en el pasado Mundial y hoy ser asediado por aficionados y hasta jugadores rivales en la Copa Uncaf.