Por: Fiorella Masís 21 septiembre, 2016
Celso Borges jugó los 90 minutos en Haití. Cuando Bryan Ruiz salió de cambio, el 5 de la Selección portó la estafeta de capitán. | AFP
Celso Borges jugó los 90 minutos en Haití. Cuando Bryan Ruiz salió de cambio, el 5 de la Selección portó la estafeta de capitán. | AFP

El Gobierno de Haití y la federación de fútbol de ese país ofrecieron disculpas a los cientos de aficionados costarricenses que no pudieron llegar al partido entre la selección local y la Tricolor, el 2 de setiembre.

El grupo de seguidores nacionales se hospedaba a casi una hora y media del centro de Puerto Príncipe, en un hotel de playa. Ellos viajaban por la ruta uno de la capital, pero hubo unos disturbios en unos barrios que detuvieron el paso del bus.

Esa situación impidió a los ticos continuar con su trayecto, por lo que no pudieron observar el juego. Además de que pasaron un momento de angustia, pues según habían relatado a La Nación, llegaron a escuchar disparos.

"El gobierno haitiano por medio del Ministerio de Deporte, externó sus sinceras disculpas por los hechos lamentables ocurridos a los costarricenses. El gobierno haitiano se disculpó con su Federación y solicitó que esa disculpa se extendiera a la Federación Costarricense de Fútbol", se lee en el comunicado, según informó la Fedefútbol este miércoles.

La misiva agrega que el pueblo haitiano sufre muchos problemas, pero es pacífico, y están apenados por lo sucedido.