Tras 19 años de carrera y ocho récords de los Yanquis, Derek Jeter juega esta noche el último partido en su casa

Por: Johan Umaña V. 25 septiembre, 2014
Después de casi dos décadas de carrera en los Yankees, Jeter dice adiós en su casa.
Después de casi dos décadas de carrera en los Yankees, Jeter dice adiós en su casa.

Con la nostalgia que parte una era, el Yankee Stadium despedirá hoy a uno de sus más grandes ídolos. Ya salieron los Mariano Rivera, Andy Pettitte, Jorge Posada, Bernie Williams... en el béisbol como en el mar, el Capitán es el último en abandonar: ¡Adiós Derek Jeter!

El corazón de la dinastía yanqui que reinó desde finales de los años 90 y alumbró el inicio de un nuevo siglo. Por su carisma, su talento con el guante y el bate, sus ocho récords de los Bombarderos del Bronx, porque nació en Nueva Jersey y se retira en Nueva York. Jeter se ganó el corazón de la afición más exigente del diamante, su futuro apunta al Salón de la Fama y este fin de temporada todo el mundo del deporte reverencia su partida.

El capitán se retira tras 19 años de carrera, siempre vestido a rayas, y con números de .310 de porcentaje de bateo, 260 jonrones, 1.307 carreras impulsadas, cinco Guantes de Oro, 14 apariciones en el Juego de Estrellas, 16 viajes a la postemporada, cinco títulos de Serie Mundial, el apodo de Señor Noviembre y 11 años como capitán del equipo.

Nacido yanqui. Dick Groch, el scout que descubrió a Jeter en 1991, se ha hecho famoso estos días en los que la prensa neoyorquina revisa exhaustivamente la vida y carrera del ahora astro de las Grandes Ligas. Su primer reporte, tras ver a un joven shortstop de 17 años, tenía una frase clave: “Es un Yanqui”, según recoge el New York Times.

Eso no convenció a la tormentosa administración del equipo en aquella época. Groch tuvo que ponerse más serio para el draft de 1992, cuando los Yanquis temían que el prospecto prefiriera la universidad sobre las pequeñas ligas, y les dijo: “El único sitio al que Derek Jeter irá es a Cooperstown (donde está el Salón de la Fama)”, según publicó Sport Illustrated en 2011.

No defraudó. Jeter fue la mejor selección, los cinco nombres que le precedieron en el sorteo apenas acumularon dos All-Star .

En 1995 hizo su debut y en 1996 jugó su primera temporada completa, ganando el premio a Novato del año y ayudando a los Yanquis a ganar su primer título en 18 años.

El inicio de la carrera de Jeter coincide con la aparición de una de las mejores generaciones en la franquicia más grande del béisbol. Junto a Mariano, Bernie, Pettitte y Posada, acabaron una sequía de 13 años sin postemporada y conquistaron cinco Series Mundiales.

Esta última temporada, la 2014, es la primera vez que Jeter se perderá los play-off dos años seguidos.

Entre tantas postemporadas se ganó el mote Mister November , en referencia al verdadero Señor Octubre, Reggie Jackson, al hecho de que por buena parte de su carrera la postemporada se jugó en noviembre y a su heroísmo en las batallas de play-off : .308 de porcentaje de bateo, 200 hits , 20 jonrones y una espectacular actuación en la Serie del Subterráneo para derrotar a los Mets y ganarse el MVP del título.

infografia