Victoria Rodríguez, de 19 años y oriunda de Palmares, ganó tres preseas de plata

Por: Juan Diego Villarreal 6 diciembre

Managua, Nicaragua. El deseo de bajar de peso, sentirse mejor y tener una figura más estética, hicieron que Victoria Rodríguez ingresara hace menos de dos años al gimnasio a practicar crossfit.

Victoria Rodríguez y su hermana Virginia se llevaron seis medallas de plata en la halterofilia femenina de los Centroamericanos de Managua 2017.
Victoria Rodríguez y su hermana Virginia se llevaron seis medallas de plata en la halterofilia femenina de los Centroamericanos de Managua 2017.

Sin embargo, su buen desempeño en las pesas la llevó a la disciplina de la halterofilia y ese camino a la selección nacional, con la que este miércoles ganó tres preseas de plata en los Juegos Centroamericanos Managua 2017.

La nacional conquistó los metales en la categoría de 69 kilogramos, en arranque, envión y total.

Rodríguez, de 19 años y oriunda de Palmares, es hermana de Virginia Rodríguez, quien el martes también se dejó tres segundos lugares.

En el arranque Victoria levantó 83 kilos y 97 en envión, para un total de 180 kilos.

La tica batalló ante las panameñas Rocío Navarro, ganadora de los tres oros, y Azucena González, quien obtuvo el bronce.

“Empecé en el crossfit, por estética, por querer sentirme bien, verme mejor y terminé en este deporte. Cuando empecé pesaba 60 kilos y ahora peso 64 kilos, pero con una mejor definición física, mejor masa muscular y eso me hace sentirme muy bien”, expresó Rodríguez.

La estudiante de Educación Física comentó que el entrenar junto a su hermana Virginia es un aliciente, pues se motivan una a la otra para superarse.

Además, dice estar muy orgullosa de su hermana menor, pues para ambas son sus primeros juegos y ya llevan seis preseas de plata y sendos récords nacionales en su categoría juvenil y mayor.

“En este deporte todo va de la mano, el físico, la alimentación... Todo lo logramos gracias al trabajo de mi entrenador y el entrenamiento en el gimnasio, todo ese esfuerzo valió para estar aquí y representar a nuestro país. Fuimos las atletas más jóvenes de nuestra categoría y había rivales hasta 10 años mayores y aún así estuvimos en el podio”, aseguró Rodríguez.

Por su parte, el entrenador cubano, Rafael Pacho González, indicó que al ser la primera incursión de estás jóvenes en unos Centroamericanos, las medallas de plata son un ingrediente muy grande.

“Ellas se han sacrificado, pues después del colegio y la universidad entrenan y mejoran su técnica. Ellas tienen un gran futuro en está disciplina por su corta edad”, dijo Pacho.