Estuvo internado en Hospital México para ubicarle desfibrilador en el corazón

Por: José Luis Rodríguez C. 27 junio, 2013
Corrales (i.) aparece junto a Tatjana Haenni, directora de competiciones femeninas de la FIFA, luego de una inspección para el Mundial 2014. | ARCHIVO
Corrales (i.) aparece junto a Tatjana Haenni, directora de competiciones femeninas de la FIFA, luego de una inspección para el Mundial 2014. | ARCHIVO
William Corrales manifestó que es más fácil llevar las riendas del Ministerio del Deporte que ser presidente de la Federación de Voleibol, su puesto anterior.

Una semana después de que le implantaran un desfibrilador en el corazón, lo que provocó rumores acerca de su retiro, el ministro de Deportes, William Corrales, dijo ayer que la condición que padece no es motivo para dejar el cargo.

La colocación de este desfibrilador cardioversor implantable se dio en el Hospital México, donde el titular fue ingresado el miércoles 19 de junio, ya que tenía cita.

Mas, de acuerdo con un comunicado enviado el 20 de junio por Johnny Vargas, periodista del Ministerio de Deportes, a Corrales lo tuvieron que dejar internado de miércoles a jueves debido a que sufrió una descompensación.

Superada la situación, y después de que ayer le retiraran los hilos de la cirugía, Corrales manifestó que seguirá en su puesto.

“Espero terminar mi función, tengo cosas importantes que hacer, estoy convencido de que el comportamiento de mi salud no me lo va a impedir”, expresó Corrales poco después de salir del hospital.

En dicho sitio Corrales fue atendido por la cardióloga Sofía Bogantes, quien no quiso hablar del caso, según indicó una asistente, porque se encuentra de vacaciones.

“El desfibrilador que me colocaron es porque hace tres años sufrí un complejo arrítmico, en estos casos no hay nada mejor que tener un desfibrilador... Lo que pasó el día que tuve la cita (20 de junio anterior) es que me dio una arritmia antes de ponerme el desfibrilador, espero volver la otra semana”.

El dispositivo que tiene el ministro detecta cualquier latido cardíaco rápido y potencialmente mortal. Cuando se da este latido, llamado arritmia, el desfibrilador cardioversor implantable emite una descarga eléctrica al corazón que lleva el ritmo cardíaco a su normalidad.

Proyectos. Según el ministro, su intención es concluir los proyectos que le solicitó la presidenta Laura Chinchilla: el Mundial Femenino Sub 17 que será en el país y dejar una administración autosostenible en el Estadio Nacional.

También desea crear los Juegos Deportivos Universitarios y mejorar los colegios deportivos, que pasarán de dos a siete en el país.