El filipino ganó por decisión unánime de los jueces tras 12 asaltos contra un rival muy inferior

 23 noviembre, 2014
Manny Pacquiao lanza un golpe certero al rostro del estadounidense Chris Algieri.
Manny Pacquiao lanza un golpe certero al rostro del estadounidense Chris Algieri.

Macao

Manny Pacquiao logró los grandes golpes que ansiaba con desesperación, derrotando a Chris Algieri el domingo sobre el cuadrilátero en su camino para alzarse con la victoria en pelea más desigual por el título de campeón del peso welter que se pueda imaginar.

Pacquiao persiguió a Algieri desde la campana de apertura, derribándolo en varias ocasiones y dominando el combate desde el inicio. Casi lo único que no logró el boxeador filipino fue su primera victoria por nocaut en cinco años, y en su lugar tuvo que conformarse con una decisión unánime de los jueces tras 12 asaltos contra un rival que parecía no querer participar.

Al final del combate, Algieri había caído a la lona en seis ocasiones. Y Pacquiao logró una importante victoria que debería hacer olvidar la idea de que su carrera está en declive e incluso fijar una pelea con Floyd Mayweather Jr. para el año que viene.

Pacquiao rezó en su esquina mientras esperaba a la decisión de los jueces. Pero fue Algieri quien nunca recibió perdón.

El filipino derribó a Algieri una vez en el segundo asalto, dos más en el sexto y otras dos ocasiones en el noveno. Tras su última caída al piso del cuadrilátero en el décimo round, el estadounidense pareció entrar en una pelea que llevaba mucho tiempo decidida.

Los dos jueces del ring anotaron una puntuación de 119-103 mientras que el tercero otorgó 120-102.

Pacquiao, de 35 años, llegó al combate diciendo que necesitaba una victoria contundente para hacer que Mayweather pelease contra él en un enfrentamiento que los aficionados al boxeo llevan años esperando. Prometió pelear con energía como en ocasiones anteriores y lo hizo, sin dejar que Algieri se le acercase nunca.

"Realmente quiero esa pelea", dijo Pacquiao sobre Mayweather. "Los aficionados se merecen ese combate".

Alguno de los 13.202 espectadores que abarrotaban el Venetian Macao podrían haberse preguntado si Algieri merecía esa pelea, dado que pasó más tiempo intentando mantenerse lejos de Pacquiao que intercambiando golpes.

"El boxeo ha recibido una clase magistral del profesor Pacquiao esta noche", dijo el entrenador Freddie Roach. "Me decepcionó la actuación de Algieri. Todo lo que hizo fue correr".

El estadounidense dijo que simplemente había sido derrotado por un boxeador mejor.

"No es solo su velocidad de manos", dijo Algieri. "Es una gran boxeador. Todo lo hace bien. Manny ha perfeccionado su estilo de boxeo".

La segunda pelea de Pacquiao en China se disputó a mediodía para ajustar a los horarios de la televisión de pago en Estados Unidos, pero la hora del día pareció no importar a los aficionados filipinos que animaron a su héroe nacional.

Etiquetado como: