Triatlonista se había despedido de los Juegos Olímpicos, pero el reto lo sedujo

Por: Antonio Alfaro 23 junio
Chacón dio la noticia en Diálogos, el espacio de entrevistas a fondo de nacion.com, donde puede ver la entrevista completa. | ALONSO TENORIO
Chacón dio la noticia en Diálogos, el espacio de entrevistas a fondo de nacion.com, donde puede ver la entrevista completa. | ALONSO TENORIO

Los ojos le brillan, la sonrisa aflora. “Puedo decirlo –expresa Leonardo Chacón, como quien se pide permiso a sí mismo para dar la noticia–: “me gustaría llegar a Tokio 2020 en maratón”.

Luchador empedernido, eternamente seducido por los retos, no extraña que haya cambiado la despedida de los Juegos Olímpicos –hecha pública hace un año– por el desafío de lograr la clasificación a sus terceras justas.

Triatlonista en Londres 2012 y en Río de Janeiro 2016, Leonardo Chacón parece feliz como un niño ante “un proyecto que nadie ha intentado”.

Aunque que ya no es jovencito, sus casi 33 años tampoco parecen impedimento en la maratón, una prueba que ha coronado a atletas de mayor edad. “El momento es perfecto”, considera Chacón, quien suele correr codo a codo con los mejores fondistas del país. Con la preparación que ha tenido en triatlón considera que su cuerpo “está listo para los entrenamientos de un maratonista”.

Después de pensarlo una y otra vez, incluso ya tiene en mente un plan, con entrenador en Costa Rica. Tan solo necesita sentarse con su patrocinador (Lafise) a darle forma al proyecto y enfocarse en el nuevo reto a partir del próximo año.

“No sé si lo voy a lograr, pero es algo que estoy ansiando”, expresa Chacón.

Como triatlonista ya se había ganado la medalla de oro del pueblo, cuando en la cita británica se negó a darse por vencido ante una fuerte caída en el inicio del ciclismo. Con golpes y raspones y ya muy lejos de la proeza de terminar entre los primeros 15 lugares –como había logrado en el tramo de la natación– Chacón batalló hasta finalizar en la posición 48.

Cuatro años después, en Río 2016, sin percances y en buen momento, escaló a la posición 30. “Esa es mi realidad”, dijo en ese momento, con una mezcla de desazón y satisfacción.

Satisfecho por haberse preparado lo mejor posible, tuvo que digerir no haberse colado entre los 20 mejores, como pretendía. Fue, a su criterio, una lección de humildad.

Apenas cruzó la meta Leonardo Chacón se desvaneció y un miembro de staff fue a su rescate para que no terminara en el suelo.
Apenas cruzó la meta Leonardo Chacón se desvaneció y un miembro de staff fue a su rescate para que no terminara en el suelo.

Hoy tampoco parece fácil lograr un cupo para la maratón olímpica, prueba ayuna de representación tica en los Juegos de Rio 2016, pese a los reiterados intentos de César Lizano y Gabriela Traña. Fue Lizano quien más cerca estuvo de conseguirlo, pero ocho segundos lo privaron del boleto a Brasil, cuya marca mínima estaba en 2:19:00.

Leonardo Chacón deberá esperar posiblemente al próximo año para que la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo defina la marca mínima para Tokio 2020.

De momento, el liberiano seguirá su preparación para el Mundial XTerra, de octubre en Hawaii. Tampoco descarta volver a otro medio Ironman, antes de que el próximo año, inicie su ruta y la preparación hacia Tokio 2020.