El rutero tico trabajará desde este viernes en su tercer Corsa Rosa y a las órdenes del colombiano

Por: Juan José Herrera Ch. 8 mayo, 2014
ALEXÁNDER OTÁROLA / ARCHIVO
ALEXÁNDER OTÁROLA / ARCHIVO

Andrey Amador iniciará mañana con la disputa de su tercer Giro de Italia, la segunda prueba más importante del calendario mundial de ciclismo y la quinta ‘vuelta grande’ en la que Costa Rica estará representada por su mejor rutero.

Es el regreso de Amador a aquel terreno donde en 2012 escribió la página más gloriosa del deporte tico sobre dos ruedas, al conseguir un tercer lugar en la fracción 12 y un inolvidable triunfo en la 14.

Y aunque el país entero se emocionó con aquella hazaña, el combativo tico fue claro en qué prometer para este año: “Va a haber trabajo, pero olvídense de una etapa”.

Aquellas libertades de las que gozó Amador hace dos años para esta edición 97 de la Corsa Rosa sencillamente no existen, no cuando todo el Movistar Team luchará en busca de un podio para Nairo Quintana, el flamante subcampeón del Tour de Francia 2013 que viene este año a debutar en el Giro.

“Puedo prometer trabajo pero olvídense de las etapas, eso es secundario, lo principal aquí es trabajar con Nairo. Yo sé que a veces a la gente le cuesta entender eso, que para todos y para mí es un orgullo pelear o ganar una etapa, pero el objetivo no es ese, es uno más grande que es pelear la carrera con él”, explicó el tico desde Irlanda.

Por eso, la gloria de Amador en la mítica carrera rosa irá de la mano con lo que logre hacer su jefe de filas, un colombiano de apenas 24 años al que todo el pelotón señala como uno de los grandes favoritos.

¿Qué esperar? Aunque mucho menos mediático que el Tour de Francia, el Giro de Italia es conocido por su legendaria dureza, para muchos mayor a la de la ronda gala.

Para este año la organización definió el trazado con un breve paso entre Belfast y Dublín, arrancando con una contrarreloj por equipos y luego dos etapas planas para el disfrute de los velocistas.

Serán 198 figuras repartidas entre 22 equipos, entre ellos, lógicamente, todo el reparto de la reconocidos conjuntos ProTour .

¿Favoritos? Muchos, todos según el lente por donde se mire.

El canadiense Ryder Hesjedal, campeón del 2012, vuelve junto a Daniel Martin para intentar darle la gloria al Garmin Sharp, el Lampre Merida llevará a Damiano Cunego y el Katusha a Joaquín Purito Rodríguez. En la lista muchos hablan también del incansable Cadel Evans (BMC), como también está claramente el propio Quintana.

Quien no estará en Italia será el vigente campeón Vincenzo Nibali (Astana), pues la gran apuesta del italiano está en el Tour de Francia.

El Giro de Italia tendrá 21 etapas: tres contrarreloj, ocho planas, cinco de media montaña (cuatro con cierre en alto) y cinco más de alta montaña.