25 agosto, 2014

La desazón fue evidente en el equipo costarricense, luego de la agónica derrota ante el Glucosoral de Guatemala. | NORVIN MENDOZA PARA LA NACIÓN
La desazón fue evidente en el equipo costarricense, luego de la agónica derrota ante el Glucosoral de Guatemala. | NORVIN MENDOZA PARA LA NACIÓN

En la agonía de una ronda de penales que se extendió hasta la muerte súbita, Borussia Desamparados vio partir su sueño de asistir al Mundial de Clubes de Futsal.

Los costarricenses vivieron un amargo desenlace ayer tras perder la final del primer Campeonato de Clubes de esa disciplina que se realizó en Guatemala.

Ahí los ticos cayeron luego de empatar 4-4 en el tiempo regular ante los locales del Glucosoral, el equipo más efectivo en una definición cargada de emoción.

Así, aparte de quedarse a un paso de convertirse en el mejor club de la región, los Leones dejaron ir la oportunidad de visar el boleto para el torneo mundial que se estará disputando en enero próximo en los Estados Unidos, el gran premio de este certamen clasificatorio.

En el mejor juego del torneo, Borussia siempre estuvo abajo en el marcador, según se observó en la señal en vivo en el sitio oficial en Internet de la Concacaf.

El chapín Rafael González inauguró las redes al 10’, mientras que José Mansilla aumentaron al 12’.

A pesar de que los ticos descontaron, se fueron abajo al descanso.

Para el segundo tiempo se vio una mejor versión del actual monarca costarricense, con un juego más ordenado y ofensivo.

Y a falta de 19 segundos para el final, cuando Guatemala ya festejaba el título, el árbitro pitó penal a favor de los Leones, que igualaron el marcador gracias a un remate potente de Juan Alonso Cordero.

En los penales, una serie de seis lanzamientos para cada equipo, la mala suerte acompañó a Costa Rica y el último tiro, a cargo de Diego Zúñiga, fue tapado por el arquero chapín William Ramírez.

Etiquetado como: