Esta derrota es solamente la tercera del español en 53 partidos en Motecarlo

 18 abril, 2014

Montecarlo

Rafael Nadal perdió este viernes ante David Ferrer en Montecarlo.
Rafael Nadal perdió este viernes ante David Ferrer en Montecarlo.

El español Rafael Nadal, número uno mundial y ocho veces ganador del torneo, fue eliminado este viernes en los cuartos de final del Masters 1000 de Montecarlo por su compatriota David Ferrer, que le ganó en dos sets por 7-6 (7/1) y 6-4.

Esta derrota es solamente la tercera del español en 53 partidos en Motecarlo, trofeo que levantó en ocho ocasiones consecutivas entre 2005 y 2012. El año pasado se rompió su racha y cedió su corona en la final al serbio Novak Djokovic.

Antes Nadal había caído ante el argentino Guillermo Coria en su primera partición, en 2003, cuando tenía 16 años. Tras un paréntesis en 2004, había encadenado 46 triunfos consecutivos entre 2005 y 2013, tres de ellos ante Ferrer, que no había logrado ganarle ningún set.

Pero este viernes el alicantino fue superior y se llevó la victoria. Ahora se enfrentará en semifinales el sábado al suizo Stanislas Wawrinka (N.3), que antes había eliminado al canadiense Milos Raonic en dos mangas por 7-6 (7/5) y 6-2.

"No he jugado con intensidad en el golpe de derecha, no he jugado lo suficientemente largo. Le di la oportunidad de tomar el control en casi todas las ocasiones. Ha sido mucho mejor que yo y una derrota siempre duele, más en tierra batida", dijo Nadal.

Ferrer se ganó de pleno derecho disputar su 13ª semifinal de un Masters 1000, la tercera en Montecarlo tras 2010 y 2011, año en el que fue finalista y cayó con Nadal .

Con gran aplicación ejecutó un plan táctico que consistía en mantener a Nadal lejos de su revés. El mallorquín, incómodo en una cancha que se ajusta como ninguna a sus condiciones, estuvo menos eficaz que de costumbre, cediendo sus dos primeros juegos al servicio.

Ferrer, por su parte, estuvo acertado en los momentos clave, quizás la parte más frágil de su juego, para anotarse el primer set en el tie break por 7-1, logrando los siete puntos de manera consecutiva.

En el segundo set el tenista alicantino siguió con la misma dinámica, rompiendo dos veces el servicio a su rival para situarse 5-2. Entonces llegó el pánico y Nadal se situó 5-4, pero esta vez Ferrer manejó el miedo y cerró una de las victorias más prestigiosas de su carrera.

Etiquetado como: