7 junio, 2015
Lewis Hamilton y Nico Rosberg se mantuvieron al frente de toda la carrera disputada en el circuito Gilles Villeneuve de Montreal. | EFE
Lewis Hamilton y Nico Rosberg se mantuvieron al frente de toda la carrera disputada en el circuito Gilles Villeneuve de Montreal. | EFE

Montreal.

El británico Lewis Hamilton (Mercedes) se alzó con la victoria hoy en el Gran Premio de Canadá de Fórmula 1, en el circuito Gilles Villeneuve de la ciudad de Montreal.

Hamilton, que largó primero, dominó la carrera de principio a fin y acabó por delante de su compañero de equipo, el alemán Nico Rosberg, y del finlandés Valtteri Bottas (Williams), segundo y tercero respectivamente.

Tranquilo, únicamente con la victoria en la cabeza, el británico mantuvo la posición en la salida y, a partir de ahí, fue un metrónomo, constante vuelta a vuelta, sin perder ritmo, controlando todo lo que estaba en su mano.

Con puño de hierro y nervios de acero, su pilotaje hizo el resto: se pasó media carrera viendo a Rosberg por los espejos retrovisores a menos de dos segundos, pero no le tembló el pulso en ningún momento y se llevó una victoria que se le había escapado en los últimos dos Grandes Premios.

Canadá es uno de sus circuitos favoritos, un talismán, y se nota. No en vano se ha impuesto allí en cuatro de las ocho carreras que ha disputado.

“Me encanta Montreal. Me encantan el circuito y esta ciudad. Ha sido un fin de semana fantástico. No me he sentido cómodo con el equilibrio del coche, Nico iba rápido pero aún tenía tiempo guardado en el bolsillo”, comentó Hamilton en el podio, con el champán aún en la mano.

De esta forma, el británico suma 151 puntos y amplía su ventaja al frente de la clasificación de pilotos con respecto a Rosberg, que es segundo, con 134.

En el circuito Gilles Villeneuve se dieron cita grandes personalidades del mundo del cine y del deporte, que no se quisieron perder una de las carreras más glamorosas de cuantas se disputan en el Gran Circo.

Los pilotos compartieron el protagonismo con estrellas de la talla de Al Pacino y Michael Douglas, James McAvoy, Nicholas Hoult o el futbolista mexicano Javier “Chicharito” Hernández, que estuvo animando a su compatriota Sergio Pérez en el box de Force India.

Pero ninguno de ellos eclipsó a Hamilton, cuyo pilotaje recordó al de sus mejores tardes. El protagonista este domingo fue solamente él.

“Ha sido una buena carrera contra Lewis. He intentado apretar pero él no ha cometido errores, ha sido una buena carrera. Un segundo puesto está bien”, reconoció resignado Rosberg.

La carrera no destacó por su emoción y sólo el brasileño Felipe Massa (Williams) y el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) levantaron al público de sus asientos.

Con las gradas llenas, los espectadores vibraron con las remontadas de uno y otro, que largaron muy atrás (15 y 18) y finalizaron muy cerca del podio (6 y 5).

El venezolano Pastor Maldonado (Lotus), por su parte, acalló las críticas que se cernían sobre él en las últimas semanas por sus pobres resultados y sumó sus primeros puntos de la temporada al cruzar la meta en la séptima plaza.

“¡Por fin estamos en los puntos! Creo que ahora que hemos empezado a sumar tenemos potencial para hacer una gran temporada. Estoy feliz por el equipo. Ahora debemos continuar así”, señaló el venezolano.

Si Massa, Vettel y Maldonado fueron la cara, la cruz recayó del lado de la escudería McLaren-Honda, que no levanta cabeza.

La escudería inglesa se presentaba en Canadá con una mejora en su motor, después de anunciar que habían gastado dos 'tokens' para poder ampliar su potencia, pero el resultado fue muy decepcionante.

Jenson Button, que no pudo realizar la clasificación por un fallo en su unidad de potencia, y el español Fernando Alonso abandonó al final de la carrera.

En McLaren piensan ya en la próxima campaña pero sorprende ver a Alonso, dos veces campeón del mundo, en la cola de la clasificación de pilotos. Y es que es el único, junto a los dos corredores de Manor, que aún no ha sumado ningún punto.