El abridor Madison Bumgarner fue elegido el jugador más valioso de la serie

 30 octubre, 2014
Los Gigantes de San Francisco festejan luego de conseguir anoche el título de campeones de la Serie Mundial en el Kauffman Stadium luego de derrotar 2-3 a Kansas City. | AFP
Los Gigantes de San Francisco festejan luego de conseguir anoche el título de campeones de la Serie Mundial en el Kauffman Stadium luego de derrotar 2-3 a Kansas City. | AFP

Los Gigantes de San Francisco se dejaron anoche la Serie Mundial al derrotar en un cerrado sétimo partido a los Reales de Kansas City.

El sétimo y definitivo juego finalizó 2-3 a favor de los Gigantes, quienes lograron su tercer título en los últimos cinco años.

El venezolano Pablo Sandoval fue pieza clave para el triunfo 2-3 ante los Reales.

El Kung Fu Panda anotó dos carreras. La primera fue en la baja de la segunda entrada, cuando Michael Morse bateó un elevado de sacrificio al jardín derecho.

En esa misma jugada, Hunter Pence avanzó a tercera base y quedó perfilado para incrementar la cuenta de los visitantes.

Luego Brandon Crawford bateó un elevado de sacrificio al jardín central, que permitió la carrera de Hunter Pence, para poner arriba a los Gigantes.

La pronta respuesta de los locales no se hizo esperar, pues en la alta de la segunda igualaron el marcador con anotaciones de Alex Gordon y Billy Butler.

La carrera de Gordon fue impulsada por el venezolano Omar Infante y la de Butler por Eric Hosmer.

En la parte baja de la cuarta entrada, Sandoval volvió a ser protagonista al marcar cuando Morse bateó sencillo al jardín derecho.

Además, Kung Fu Panda fue el que capturó la bola de foul que pegó su compatriota, el receptor Salvador Pérez ,y que fue el último out del partido.

Fue un duelo intenso de principio a fin, en el que ambos abridores no duraron nada en el montículo; los mánagers Bruce Bochy y Ned Yost protagonizaron un mano a mano con sus bullpens .

El pitcher Madison Bumgarner salió en el quinto episodio, cedió solo dos imparables y abanicó a cuatro bateadores rivales después de realizar 68 lanzamientos y colocar 50 en la zona del strike .

Michael Morse batea un sencillo en el cuarto episodio que empujó la carrera de la victoria para los Gigantes de San Francisco. | EFE
Michael Morse batea un sencillo en el cuarto episodio que empujó la carrera de la victoria para los Gigantes de San Francisco. | EFE

Bumgarner, quien logró dos victorias como abridor, una de ellas con blanqueada en ruta completa, se adjudicó la victoria como relevista y se convirtió en el tercer pitcher con semejante resultado en los últimos 13 años en clásicos de otoño, para unirse a Randy Johnson (2001) y C. J. Wilson (2011).

El revés fue para Jeremy Guthrie (1-1), que permitió cuatro imparables y tres carreras en tres y un tercio de actuación.

Este fue el quinto clásico de otoño que se jugó a siete partidos en los últimos 17 años.

Información de: AP y AFP