Jean Carlos retoma su mejor nivel en el Brisbane Roar de la liga australiana

Por: Esteban Valverde 5 abril, 2015

Jean Carlos Solórzano puede dar testimonio de que los milagros en el fútbol existen.

El delantero suma cinco operaciones en su rodilla derecha (por problemas de menisco), pero las lesiones no lo retiraron.

Cuatro de esas intervenciones se realizaron en los últimos dos años, con lo que hubo momentos anímicos muy complicados de sobrellevar.

El futbolista tico regresó a principios de 2014 a Australia para volver a retomar confianza y hacer un intento por regresar a su mejor versión.

El Brisbane Roar , equipo con el que logró el título en la temporada 2010-2011, le abrió las puertas para vincularse.

“Retirarme nunca fue una opción, la verdad siempre he sido un luchador. Sé que los cosas no son fáciles y confiaba en Dios que el panorama cambiaría. Jugar ahora es como nacer de nuevo en el fútbol, por lo que quiero disfrutarlo”, afirmó.

La última operación que sufrió el artillero fue a principios del 2013, cuando salió de Alajuelense , aunque la recuperación total la tuvo hasta prácticamente un año después.

Solórzano ha celebrado dos títulos en Australia. Acá el último que consiguió en la temporada 2014. | CORTESÍA JEAN CARLOS SOLÓRZANO
Solórzano ha celebrado dos títulos en Australia. Acá el último que consiguió en la temporada 2014. | CORTESÍA JEAN CARLOS SOLÓRZANO

En Puntarenas F. C. el futbolista apresuró su regreso a las canchas, lo cual provocó recaídas, además de una fisura en el pie que lo sacó tres meses.

A inicios del 2014 llegó a Australia y hasta ese momento pudo tomar el tiempo para reponerse de forma adecuada.

“Yo llegué y estábamos a mitad de temporada, por lo que me dieron tiempo de recuperarme bien y al final terminé jugando. Ahora hice buena pretemporada y me ha ido mejor ”, contó.

Actualmente, el exalajuelense cuenta con regularidad y es una de las principales cartas ofensivas del Brisbane.

Solórzano suma seis anotaciones en el actual campeonato.

“Tuvimos un comienzo bastante flojo a nivel grupal, pero estamos muy cerca de lograr la clasificación a los play offs . Yo me he sentido muy bien y estoy y disfrutando jugar”, expresó.

El Roar tiene 25 puntos y está a dos de la zona de clasificación.

Sobre volver a Costa Rica, el romperredes es enfático en que quedó con la espinita de volver a brillar con la camisa rojinegra.

El último año que jugó con los erizos no pudo marcar diferencia por las lesiones. “Siempre queda la espinita por todo lo que pasó, me gustaría jugar en la Liga, si se me diera la oportunidad sería muy bonito, pero mis preferencias están en seguir acá, porque bueno, yo me casé con una australiana y ya tengo vida acá”.