Pese a que el lunes pasado se golpeó la rodilla y estaba en duda, el tico ingresó al 70' y al 90'+2 marcó el tanto con el que su equipo venció 2-1 al New York City

Por: Fanny Tayver Marín 3 octubre, 2015
Álvaro Saborío juega con el D.C. United.
Álvaro Saborío juega con el D.C. United.

Álvaro Saborío se vistió de héroe en Washington, pues ingresó al minuto 70 y en reposición, al 90'+2, marcó el gol con el que el D.C. United selló un triunfo agónico contra el New York City, en el estadio Robert F. Kennedy.

En un principio estaba en duda la participación del atacante costarricense, porque el lunes se golpeó la rodilla y él mismo aseguró que eso lo alejaba de este compromiso que se efectuó este viernes por la noche.

Sin embargo, el tico vio acción y fue fundamental para que su club se clasificara para los playoffs en la Major League Soccer (MLS).

El gol de Saborío llegó a través de la táctica fija.

Chris Pontius cobró un tiro libre, el tico bajó el balón con su cabeza y seguidamente le pegó con la pierna derecha para festejar.

Con esta victoria, el D.C. United le puso fin a una racha de seis partidos sin ganar y ahora comparte el primer puesto de la Conferencia del Este con los Red Bulls de Nueva York.

En este compromiso, el centrocampista inglés del New York City, Frank Lampard abrió la cuenta apenas al minuto 1, aprovechando que el arquero Bill Hamid dejó un balón suelto tras un remate del español David Villa.

D.C. United empató al 73' con un tanto del argentino Fabián Espíndola y se dejó la victoria con la anotación agónica del costarricense.

Días atrás, La Nación informó que la ilusión de Saborío es alzar la copa en la MLS, pues él mismo afirmó: "Es el título que me hace falta, pero por dicha siempre he estado en los playoffs, he llegado a la final, pero ahora estoy en diferente equipo y quiero salir campeón".

Y espera un nuevo llamado de Óscar Ramírez a la Selección Nacional, porque asegura: "Él sabe lo que puedo aportar".

Jairo Arrieta estuvo en la suplencia del D.C. United, pero no jugó.

De hecho, el técnico Ben Olsen solo hizo un cambio, que fue el ingreso Álvaro Saborío en sustitución del finlandés Markus Halsti.

Etiquetado como: