En la lista publicada por Forbes también aparecen Tiger Woods, Alex Rodríguez, Kobe Bryant y Tony Romo

Por: Patricia Recio 6 febrero, 2013

El exciclista Lance Armstrong es el deportista más odiado por los norteamericanos, según la revista Forbes en un reporte publicado este miércoles en su sitio web.

Armstrong, que recientemente admitió haberse dopado en los siete Tours de Francia, de los que fue despojado en octubre, tiene un índice de popularidad del 15% entre la población, según una encuesta de opinión.

De acuerdo con Forbes las confesiones a mediados de enero ante la presentadora de televisión Oprah Winfrey dejaron una mala impresión en el público, que lo había apoyado hasta entonces desde que se destapó la investigación por dopaje.

“La entrevista con Oprah lo perjudicó, pareció pomposo, arrogante y sin escrúpulos”, dijo Stephen Master, un responsable de la compañía Nielsen que realizó la encuesta, citado por la revista Forbes.

El segundo lugar, aunque con igual nivel de impopularidad lo ocupa Manti Te'o, jugador del equipo de fútbol americano de la universidad de Notre Dame, quien a pesar de ser uno de los mejores jugadores de la temporada, se encuentra entre los menos de queridos luego de que el año pasado se regara la noticia de que había perdido a su abuela y su novia en cuestión de horas.

La abuela de Te'o sí murió, pero su novia, Lennay Kekua, quien según el jugador estaba enferma de leucemia y su lucha por sobrevivir era motivo de inspiración para él, nunca existió.

Notre Dame informó después que Te'o fue engañado para entablar una relación por internet con una mujer cuya “muerte” de leucemia fue fingida como parte de un engaño.

En la lista también aparece Tiger Woods, quien hace un par de años confesó su infidelidad, lo cual no solo le costó la pérdida de su esposa si no también de varios millones en publicidad. .

En el cuarto sitio aparece el mariscal de campo de los Osos de Chicago, Jay Cutler, quien ha sido criticado por su inconsistencia.

Metta World Peace, identificado como el “chico malo” de la NBA ocupa el quinto lugar.

Alex Rodríguez, de los Yanquis de Nueva York, quien se encuentra en la mira por caso de dopaje, ocupa el sexto puesto de la lista de los más odiados.

El séptimo puesto es para Michael Vick, mariscal de campo de las Águilas de Filadelfia, quien se vio en un escándalo por organizar peleas de perros, e incluso fue a dar a la cárcel por varios meses.

El piloto de Nascar, Kurt Bush, es el octavo, mientras que el noveno es para Kobe Bryant, quien debe su mala fama a unas acusaciones por violación.

Finalmente, el décimo puesto es para Tony Romo, mariscal de campo de los Vaqueros de Dallas, a quien solo le cobran el haber fallado cuando su equipo más lo necesita.