Team llega al duelo con récord de diez semifinales al hilo desde el 2010

Por: Kenneth Hernández Cerdas 9 mayo, 2015
Así lo demuestran los antecedentes.
Así lo demuestran los antecedentes.

Como un experto fajador que conoce cada esquina del cuadrilátero, Herediano intentará acertar un primer golpe en la apertura de las semifinales.

Al frente, el Team tendrá a un Santos que llega vestido de atrevido retador.

El combate, fijado para hoy a las 8 p. m. en el Rosabal Cordero, reúne a dos oponentes con roce en este tipo de instancias.

El equipo florense disputará su décima semifinal consecutiva desde el Invierno 2010, todo un récord en la historia reciente del balompié nacional.

Los florenses pondrán a prueba su colmillo, ya que no solo son habituales competidores en semifinales, sino expertos en ganarlas: superaron siete de las nueve que jugaron en ese periodo .

“Estamos en nuestro estadio y debemos salir a buscar el resultado desde el inicio”, indicó el delantero Cristhian Lagos sobre la responsabilidad de su club de cruzar la frontera.

El volante Yosimar Arias aseguró que no se trata solo de ganar el primer asalto sino de rematar la serie el miércoles en el Ebal Rodríguez.

“Como equipo grande, tenemos que ganar donde sea. Es una bonita oportunidad para vencerlos, con el respeto que se merecen”, subrayó Arias.

Rebeldía guapileña. Por su parte, el conjunto santista va a su cuarta semifinal en un lustro, detalle que lo convierte en el equipo no tradicional con más presencias en este tipo de batalla.

Inclusive, los dirigidos por César Eduardo Méndez quedaron a una semifinal de empatar al Cartaginés.

La gran espina clavada en la piel caribeña es que solo en una ocasión superaron esta fase y, al hacerlo, fue su rival de esta noche el que le quitó la posibilidad de salir campeón nacional.

El dato anterior corresponde a la final del Verano 2012, cuando el Team rompió la sequía de 19 años sin vestirse de monarca.

Los rojiblancos disponen de la ventaja deportiva, de ahí que les basta con dos empates para acceder a la final del Verano.

Al respecto, el delantero Argenis Fernández afirmó “no nos importa la ventaja deportiva; queremos ganar los dos juegos sin necesidad de utilizarla”.

Para Winston Parks, la única meta de su divisa es ceñirse la corona al final del certamen.

“Es un sueño de todo el equipo llegar a ser campeones, especialmente después del inicio tan difícil que tuvimos”. Colaboró el periodista José Luis Rodríguez