El Team se impuso a Guadalupe y llegó a 15 juegos sin perder desde torneo anterior

Por: Cristian Brenes 1 octubre
Elías Aguilar remata ante del marca del guadalupano Andrey Mora.
Elías Aguilar remata ante del marca del guadalupano Andrey Mora.

Ni los llamados tradicionales ni tampoco los considerados pequeños. Hasta el momento nadie puede con Herediano y por lo mismo se busca rival: ¿Quién frena al campeón?

La pregunta está en el aire, pero la respuesta parece no llegar. Los florenses acumularon 12 juegos sin perder en el Apertura, tras derrotar 1 a 2 a Guadalupe. Sin embargo, la racha viene desde el torneo anterior y en total son 15 choques sin morder el polvo (12 victorias y tres empates), todo un récord para el club.

La racha de imbatibilidad tiene al Team en la cima de este certamen con 30 puntos, ocho más que Saprissa, que tiene un compromiso menos.

Si bien es cierto los guadalupanos vendieron cara su derrota, lucharon y dieron hasta la última gota de sudor, al final el resultado fue el mismo de los últimos cinco meses para los rojiamarillos: no cayeron y dejaron a su rival frustrado.

Los florenses dominaron en la primera mitad, llevaron el peso del juego y fueron los amos de la pelota, al punto de culminar con siete remates (dos directos y cinco desviados). No obstante, la táctica que se impuso fue la de los dueños de casa.

Primero, el equipo local cerró filas atrás con una línea de cinco, limitó espacios en zona media con mucha presión y buscó transiciones rápidas al recuperar, lanzando a Daniel Quirós.

El Team se indigestó por tramos, principalmente porque los de Guadalupe no se metieron atrás del todo, sino que buscaron plantar su zona baja al fuera del área y fueron intensos.

Con el paso de los minutos, los coleros tomaron confianza y en el 32’ lograron llegar con peligro. Quirós probó en una contra y Leonel Moreira salvó.

La primera parte culminó con un 0 a 0 que llenó de rabia al campeón e hizo pensar a los de casa que podían hacer más.

Así lo plasmaron en el complemento. Buscaron ir al frente y convirtieron a Moreira en figura indiscutible.

El cancerbero terminó con seis tapadas salvadoras y fue soporte para sus compañeros.

El monarca reaccionó y se adelantó en el 67’; Keyner Brown ganó de cabeza, luego del centro de Azofeifa, para el 0-1.

Sin embargo, Guadalupe se fue con agresividad y al 78’, Aldo Magaña abombó las redes, tras girar dentro del área y rematar.

El invicto Herediano tambaleaba, Guadalupe creyó que pondría freno a todo, pero en un abrir y cerrar de ojos, el Team golpeó la mesa. José Guillermo Ortiz desbordó por la derecha, centró y Jimmy Marín puso la pierna derecha para restregar la imbatibilidad a todos. 1-2.

Qué pase el siguiente, aseguran en suelo florense.