Por: Katherine Chaves R., Randall Corella V. 1 marzo, 2014

Guápiles. Lejos de traer beneficios, la reprogramación del juego entre Santos y Carmelita, de la noche del jueves a las 11 a. m. de ayer, le restó calidad al espectáculo que se dio este viernes en el estadio Ebal Rodríguez.

Juan Viciente Solís, delantero del Santos, realiza una jugada acrobática ante la marca del defensor carmelo Darío Delgado. | CARLOS BORBÓN
Juan Viciente Solís, delantero del Santos, realiza una jugada acrobática ante la marca del defensor carmelo Darío Delgado. | CARLOS BORBÓN

El 0-0 en el marcador dejó en evidencia dos planteamientos hechos para lidiar no solo con el rival de turno, sino, con el calor del mediodía y, de paso, ahorrar energía para la programación del domingo.

“Cambié la estrategia de juego, nosotros estábamos para jugar anoche (jueves) bajo una presión media, y pasamos a jugar a las 11 a. m. a una presión baja, no apostamos tanto al ataque organizado, pero apostamos en especular, bien parados atrás, con salidas rápidas”, confesó el técnico carmelo Guilherme Farinha.

El timonel portugués aceptó también que, aunque sus muchachos querían –y merecían– ganar el juego, tuvo que bajarles las revoluciones para llegar al juego de mañana ante Herediano (4 p. m.) mental y físicamente bien.

“Carmelita hizo un gran partido y fue superior al Santos, merecía ganar porque jugó más, a pesar de que el jueves tuvimos un viaje de ida y vuelta, nuestros jugadores durmieron tres o cuatro horas para venir a jugar bajo una temperatura muy elevada, con un porcentaje de humedad elevado”, agregó .

En la otra acera, el técnico Gustavo Martínez reconoció que Santos no fue el equipo que suele ser en el Ebal Rodríguez, y que, aunque el rival tuvo sus méritos, el clima también terminó afectándolos.

“La intensidad no fue la misma, no es excusa por el empate, porque si hubiera ganado digo lo mismo, queda de manifiesto que es un atentado poner un partido de fútbol aquí en Guápiles a las 11 a. m.”, afirmó el argentino.

Y agregó: Trataremos de recuperarno pronto para que juegue el mejor equipo de aquí al domingo.

Con el empate de ayer, Santos subió al cuarto puesto, con 14 puntos, los mismos que Cartaginés y Limón y solo uno arriba de la UCR, su rival de mañana.