Por: Ferlin Fuentes 19 abril, 2015

Heredia. Santos saborea las semifinales. Con la victoria de ayer, 2-4 de visita ante Belén, los guapileños quedaron a dos puntos de asegurar el boleto.

Los santistas llegaron a 36 puntos, y con dos más, se vuelven inalcanzables para Pérez Zeledón y Uruguay, equipos que solo pueden aspirar a 37 y 36 unidades, respectivamente.

Los dos puntos que le hacen falta los puede cosechar el miércoles, ante Cartaginés.

Winston Parks fue determinante para los visitantes, y de paso para matar el aburrimiento de un partido que, en principio, careció de emociones, ayer en el Rosabal Cordero.

El atacante es todo un depredador; puede perder la forma física, pero no el olfato cuando está frente al marco rival. Al final, esa segunda característica termina siendo vital.

Su primer golpe fue al 23’. Tras un tiro libre, el balón quedó sin dueño, pero apareció Parks para enviarlo al fondo del marco, de un derechazo.

El segundo fue 13 minutos después; su cómplice, Kenneth Dixon, le cedió el esférico y Winston anotó de un cabezazo.

La respuesta del rival fue pronta. Al 43’, Diego Brenes sirvió de pared para que Rigo Ramírez sacara, de manera inteligente, un remate por arriba que terminó bañando al portero Adrián De Lemos.

Winston Parks y Kenneth Dixon se encargaron de destrozar a la defensa de Belén, ayer en el Rosabal Cordero. | GRACIELA SOLÍS
Winston Parks y Kenneth Dixon se encargaron de destrozar a la defensa de Belén, ayer en el Rosabal Cordero. | GRACIELA SOLÍS

Sin embargo, la alegría belemita duró muy poco.

Dixon se inventó una gran acción, al 45’. Con su pecho extendió el balón al espacio y a pura velocidad dejó rezagado a José Carlos Chan. En el mano a mano con el meta Érick Sánchez, definió a un costado.

El Santos disputó el encuentro con inteligencia, logró tener el marcador a favor y luego se dedicó a administrar, pues el botín era muy preciado.

Además, el estado físico de Parks solo le alcanza para jugar unos 60 minutos.

No obstante, Belén tuvo un segundo aire y se fue al frente.

En uno de esos ataques, el zaguero Roy Smith interceptó un balón con la mano. Penal y gol de Bruno Castro, al 77’.

Tras el 2-3, los visitantes despertaron y volvieron a marcar, al 88’, en los pies de Dixon, también desde el manchón blanco.

Etiquetado como: