Mediocampista

 3 enero, 2014
Luis Diego Cordero y Kareem Mcleam disputan un balón aéreo en el partido realizado esta tarde en el Estadio Juan Gobán. | ALEXÁNDER OTÁROLA
Luis Diego Cordero y Kareem Mcleam disputan un balón aéreo en el partido realizado esta tarde en el Estadio Juan Gobán. | ALEXÁNDER OTÁROLA

1 ¿Qué significa llegar al equipo Herediano?

–Llego a un equipo que he seguido desde pequeño, tengo mucha familia herediana, entonces me siento muy identificado con esto. Le quiero agradecer a todos los señores presentes que confiaron en mí y al cuerpo técnico. La única palabra que cabe aquí es familia, hay mucha unión. Estoy contento, emocionado de lograr campeonatos, que es lo que vengo a hacer con el Herediano.

2 ¿Cómo toma la alta competitividad que hay dentro el Herediano?

–Sin duda lo que siempre le he admirado al Herediano es su planilla tan alta. Tiene excelentes jugadores puesto por puesto, son de gran calidad y yo lo tengo muy claro, vine a esforzarme, por ahí estuve hablando con Pepe (José Carlos Cancela), me dijo que tengo que ganarme las cosas a puro trabajo y esfuerzo.

3 ¿Le genera presión venir a mostrar sus condiciones de exmorado?

–No para nada, Saprissa ya es pasado y eso no me interesa, lo que me importa en este momento es Heredia. Estoy concentrado, estoy motivado y contento, ni se imaginan las ganas que tengo.

4 ¿Qué lo inclinó a llegar al Herediano?

–Es un serio candidato para lograr el título, tiene cinco finales seguidas. Herediano tiene grandes jugadores. Me motivó que el Team tiene grandes jugadores, una gran historia de equipo.

5 ¿Es llegar al Herediano una revancha?

–Estoy muy contento acá, lo veo como una nueva oportunidad en el sentido futbolístico, tengo condiciones grandes. Sé que tengo lo necesario para triunfar. Tengo un sueño, que todo futbolista lo tiene que es salir afuera. Sé que lo voy a logar de la mano del Club Sport Herediano. Yo inicié ligas menores en otro lugar, pero eso no significa que no vaya a entregarme por el Herediano. Estoy esperando a que inicie el campeonato para luchar por el puesto.