Por: Cristian Brenes 4 abril, 2016

Cartago. “Hay partidos que uno pierde y hay otros en los que te hacen perder; hoy (ayer) nos hicieron perder el partido y eso ustedes lo saben”.

Así de molesto se mostró el técnico de Pérez Zeledón, Mauricio Wright, tras la derrota 2 a 1 ante Cartaginés, en la que su equipo jugó por 33 minutos con dos hombres menos ante las expulsiones de Bryan Espinoza y Edder Nelson.

Wright aseguró estar cansado y no soportar más que los silbateros lo sigan “perjudicando” con rojas que considera drásticas y enfocadas en mermar a los generaleños.

El entrenador afirmó que aguantó todo lo que pudo y prefirió mantenerse en silencio, pero ayer su tolerancia se terminó y se vio obligado a denunciar lo que considera una persecución. El central fue Allen Quirós.

“Juego con dos hombres menos todos los partidos. Si quieren ver a Pérez Zeledón en otro lado, que hablen y que lleguen a un acuerdo, o que nos dejen jugar. Ellos (árbitros) saben lo que hacen, te condicionan este partido y los dos siguientes con rojas directas”, agregó el timonel.

El timonel hizo referencia a lo que acontecido hace dos fechas, ante Herediano en la jornada 14, cuando dos de sus futbolistas también salieron expulsados.

Criterio similar maneja el volante Félix Montoya, quien dice dudar de lo que está ocurriendo con los réferis por señalamientos que no terminan de entender.

“Se hace un esfuerzo grande y se trabaja fuerte, pero se dan muchas circunstancias extrañas como la falta del último gol de Cartaginés. Nos dejan de pitar cosas a favor y en contra todo lo sancionan”, puntualizó Montoya.

Pérez es penúltimo en la tabla acumulada con 35 puntos, solo cinco más que Carmelita que jugará hoy ante la Liga, a las 8 p. m.

Los generaleños necesitan que la situación se normalice y no seguir sufriendo con decisiones arbitrales polémicas.

“Estamos tratando de hacer las cosas bien y salir de la condición en la que estamos pero en el momento no es que no se puede, es que no te dejan y eso queda clarísimo. Que no nos falten tanto el respeto, que vean a toda la gente, porque no solo el Pérez Zeledón pega patadas, pero nosotros ya entramos con temor y cohibidos”, concluyó Wright.