Federativo Rodolfo Villalobos asegura que la responsabilidad era del Comité Organizador

Por: José Pablo Alfaro Rojas, Kenneth Hernández Cerdas 12 octubre, 2016
El expresidente de FIFA Joseph Blatter y el exfederativo Eduardo Li, durante la clausura del Mundial Femenino Sub-17. | RAFAEL MURILLO
El expresidente de FIFA Joseph Blatter y el exfederativo Eduardo Li, durante la clausura del Mundial Femenino Sub-17. | RAFAEL MURILLO

Las dos personas que fungían como tesoreros durante la organización del Mundial Femenino Sub-17 realizado en nuestro país en el 2014, aseguran no tener conocimiento sobre el sistema de facturas falsas que utilizó Eduardo Li para apropiarse indebidamente de $90.000 (¢50,4 millones).

Rodolfo Villalobos, quien era el tesorero de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), dijo a La Nación el viernes pasado que desconocía lo revelado por Li, en un documento publicado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Villalobos, actual presidente de la Fedefútbol, señaló: “Yo no era miembro del Comité Organizador Local. No controlaba absolutamente nada de eso. (...) Ellos manejaban una estructura aparte”.

Por su parte, José Gerardo Castillo, quien laboró como tesorero del Comité Organizador Local (COL) de la cita femenina, insistió en que él tampoco controlaba esos fondos. Agregó que esta responsabilidad recaía sobre la Fedefútbol.

“Lo de tesorero era solo un nombre, porque prácticamente yo era un contador”, manifestó Castillo en esta entrevista concedida ayer a este periódico.

Como tesorero del Comité Organizador Local (COL) del Mundial, ¿qué criterio le merece la confesión hecha por Eduardo Li?

Con esa declaración de don Eduardo realmente estoy muy sorprendido. No sé por qué él indica eso y tampoco sé de que tipo de facturas está hablando. Ahí en el COL se manejaban muchos filtros como para que eso sucediera tan fácil. Por mi cuenta, eso jamás iba a pasar ahí. No sé de qué facturas está hablando y tampoco sé de esas situaciones referentes a lo que dice Eduardo. Sí estoy muy sorprendido, pero toda la documentación está en la Fedefútbol. Ese es un asunto interno en el que yo no tengo ninguna injerencia y hay que consultarles a ellos. En el Mundial lo de tesorero era solo un nombre, porque prácticamente yo era un contador.

El director del COL, Federico Rojas, explicó que en el comité organizador local el dinero solo lo manejaban Eduardo Li, Rafael Vargas y usted. ¿Qué puede decir?

No señor, ahí hay muchos filtros y eso no es cierto. Es imposible que se haya dado de esa forma, pero si quiere saber más de eso, tiene que comunicarse con la Fedefútbol porque ahí estaban los procedimientos. No me puedo referir más.

¿Considera que deben hacerse públicos los documentos?

No sabría decirle. Eso ya no es de mi injerencia. Esa es una investigación interna que está haciendo la Fedefútbol y a mí no me compete decir que sí o que no. Ya no puedo conversar más con usted. Yo tengo dos años de haber salido de ahí.

¿Es cierto que la información económica se manejaba con mucho sigilo entre Eduardo Li, Rafael Vargas y su persona?

No es cierto. Había filtros.

¿Filtros de qué tipo?

Procedimientos. Pero como le digo, ya no puedo seguir respondiendo más. La Federación es la que tiene que abarcar ese tema. Yo no puedo hablar más de ese asunto.

¿Era usted un hombre de la confianza de Eduardo Li?

No, no, no. Yo era un simple contador ahí. Toda persona que trabaja en contabilidad es contratada y listo; simplemente me contrataron para un evento.

¿Conocía a Eduardo Li desde antes de que se realizara el Mundial? ¿Cómo llegó al COL?

No, me contactaron nada más. Disculpe que no lo pude atender más. Voy para una reunión.

Etiquetado como: