Por: Eduardo Baldares 8 diciembre, 2015

A continuación, hacemos “entrega” escrita de los (anti)premios Baldazos 2015, a lo menos plausible del último semestre futbolístico:

–Baldazo de vergüenza: a los culpables del adefesio de calendario, para que renuncien y nunca vuelva a suceder que lleguen equipos a las últimas fechas con casi tres semanas sin jugar, mientras otros arriban en competencia domingo-miércoles-domingo.

–Baldazo de neuronas: a los “genios responsables” del tragicómico Pérez Zeledón vs. Limón de la fecha 22, el partido “del asterisco” (nunca tan bien puesto un mote), como se le llamó por depender su programación de si los caribeños llegaban con o sin opciones de clasificar. Que a las 3 p. m., que a las 8 p. m. en cancha alterna, que a las 8 p. m. bajo la luz de las candelas del Estadio Municipal, y que de nuevo a las 3 p. m. de mañana miércoles, junto con todos los demás partidos. ¿Y la gente que ya había comprado entradas de otros juegos para las 8 p. m. y no puede en la tarde por la jornada laboral? Salada.

–Baldazo de paciencia: para aquellos entrenadores con ganas de enseñarles los dedos del centro a los aficionados rivales, por más que estos últimos los hayan provocado. Paciencia. Y educación.

–Baldazo de coraje: para los supuestos “princesos”, para que no se desmoronen cuando les griten en los estadios o les lleven carteles de Cenicienta y Blancanieves, sino que aprendan a canalizar sus sentimientos correctamente, de manera que en la “Y griega” psicológica viren hacia la motivación, en vez de deprimirse.

–Baldazo de madurez: a los dirigentes con ganas de lucirse y hacer bulla con noticias bomba de flamantes contrataciones, sin medir efectos colaterales. Estas informaciones pueden sacar de concentración a los jugadores en liza, cuyos puestos se verían amenazados por los refuerzos. Después no lloren si el Horizonte se les nubla.

–Baldazo de calidad: a los equipos costarricenses que participen en la próxima Liga de Campeones de la Concacaf, para que por lo menos uno de ellos se clasifique a la segunda ronda (ojalá los dos)... Y, eso sí, que ninguno se lleve palizas vergonzosas estilo “set de tenis”, como 6 a 0 o 6 a 1.

–Baldazo de frialdad: para PZ, Belén, Carmelita y Liberia, porque les espera un verano más que caliente, ¡infernal!, con las llamas del descenso quemándoles los pies.

Etiquetado como: