10 marzo
El presidente de Limón, Carlos Pascal, charló con los futbolistas el jueves anterior.
El presidente de Limón, Carlos Pascal, charló con los futbolistas el jueves anterior.

Limón

Limón jugará contra Saprissa a estadio lleno este domingo en el Juan Gobán Quirós, a partir de las 3 p. m.

A pesar de que la dirigencia caribeña reservó 500 boletos para venderlos el mismo día del partido, el aforo del recinto limonense estará completo.

Así lo explicó a La Nación, Carlos Pascal, presidente de la Tromba, quien dijo que las entradas que faltan estarán a la venta el domingo a partir del mediodía en las boleterías del reducto.

La administración se reservó 200 localidades de sombra y 300 de sol para vender entre aquellos aficionados que entre semana, por asuntos laborales, no pudieron dejar sus trabajos para salir a comprar los tiquetes en la oficina del club.

"Lastimosamente no podemos complacer a todos los aficionados. La capacidad del estadio es de apenas 2.350 localidades. En este momento hay una gran cantidad de seguidores que quieren asistir. Sin embargo, no todos podrán ingresar", sentenció.

Pascal está esperanzado en que las entradas reservadas para el domingo lleguen a manos de aquellos aficionados que, en las buenas y en las malas, siempre estuvieron apoyando al equipo porque en los últimos días aparecieron otros que nunca antes se habían acercado al estadio.

Aunque la apertura de las boleterías está programada para el mediodía, la administración del club tiene previsto una serie de actividades previas que darán inicio desde la mañana.

"Las calles que rodean al estadio estarán cerradas. Ahí habrá ventas de comidas, música y otro tipo de entretenimiento", dijo el jerarca limonense.

A su criterio, el encuentro frente a Saprissa hay que verlo como un choque más que debe encararse con la misma entrega y seriedad.

"Hoy más que nunca hay que tener los pies bien puestos sobre la tierras. Aún faltan siete juegos y si nos descuidamos, cualquier cosa puede pasar", dijo.

Objetivo intacto. En la parte deportiva, el equipo local intentará consolidar el primer lugar del torneo ya que la diferencia con respecto a la S es reducida.

Limón tiene 30 puntos, tres más que el campeón nacional, al cual también aventaja en el promedio de goles a favor con un +17 en contraposición al visitante que registra +6.

Horacio Esquivel, entrenador de Limón, calificó el compromiso como "muy difícil" porque su cuadro se enfrenta no sólo a uno de los llamados "equipos grandes", sino a un plantel de mucha tradición y actual monarca nacional.

El cuadro verdiblanco asume este nuevo encuentro, tras una exitoso pero agotador viaje hasta Liberia donde logró salir airoso por un marcador de 2 a 1 que le permitió mantenerse en la cima.

Al preguntarle al DT, si las secuelas de este desplazamiento podría incidir el rendimiento de su equipo, el entrenador minimizó tal posibilidad porque explicó que dispone del tiempo necesario para la recuperación.

"Además, cuento con un plantel que está acostumbrado a jugar domingo, miércoles, domingo", aseguró el timonel el jueves durante un receso de la practica de su equipo.

Las figuras que habían jugado la noche anterior cumplían con el protocolo de la recuperación en un spa cercano al estadio.

"Nosotros vamos con la mentalidad de mantener la superioridad que por ahora hemos establecido en nuestro estadio con el objetivo de ganar el partido, sumar de tres y con ello conservar el primer lugar", expuso Esquivel.

Este eventual triunfo, añadió, le permitirá al conjunto local hacerse de una aceptable cuota de puntos de cara a la recta final de la segunda vuelta.

"Los encuentros nunca son iguales porque, aunque don Carlos (Watson, entrenador de Sasprissa) y yo sabemos cómo se comportan nuestros equipos, los dos estamos en condición de poner en práctica algunas pequeñas cosas que precisamente marcarán la diferencia en relación con el anterior encuentro", dijo.

Limón, adelantó, no abandonará su tradicional sistema de jugar con la pelota pegada al piso y que en la medida que lo haga y con eficiencia, aumentarán sus posibilidades de terminar el partido con éxito.

Lo nuevo que podría aparecer, puntualizó, sería la puesta en ejecución de alguna jugada con pelota muerta o la aparición en la alineación principal de determinado jugador.

"A veces hay cositas que uno se guarda que, aunque uno quisieras decirlas, debe callar porque se trata de secretos de estado. Por lo pronto habrá que esperar a ver que ocurre", dijo.