Por: Johan Umaña V. 26 marzo, 2015

Mercedes, Montes de Oca. La Universidad de Costa Rica recibió a dos rivales ayer: en la inicial apaleó a un fantasma que camina al descenso y en la complementaria contuvo a un Limón que aspira a la salvación.

El resultado fue un abultado 4-2 que apenas resucita la ilusión celeste y no hace mucho por defender la causa de la permanencia de la Tromba del Caribe , el inquilino del sótano.

Limón entró dormido, la U presionada y, tras el descanso del mediotiempo, los papeles cambiaron gracias a la complicidad de un relajado cuadro local. El viento fue un factor adicional, siempre empujando hacia el marco sur, donde fueron anotados los seis goles.

Jonathan Sibaja volvió a ser figura para los académicos. Se aprovechó de la ausencia de Lemark Hernández –llamado a la Selección– para poner a sufrir al suplente del lateral izquierdo, Richard Castañeda, y de su habilidosa diestra salieron las jugadas más trepidantes de los locales y dos de las anotaciones.

Víctor Gutiérrez abrió el marcador a favor de la Universidad, con un remate furioso. | RAFAEL MURILLO
Víctor Gutiérrez abrió el marcador a favor de la Universidad, con un remate furioso. | RAFAEL MURILLO

El marcador lo abrió Víctor Gutiérrez en un centro de Jorge Barbosa, socio ideal de Sibaja, que la zaga no supo rechazar.

El segundo fue obra de Juan Vicente Solís, en un córner que le tiró Sibaja a la cabeza.

Los demás tantos universitarios fueron obra de Sibaja, en un tiro libre rastrero que pasó abajo de la barrera y en un penal que él mismo ocasionó al bailar a Castañeda en el fondo del área.

Parecía liquidado el asunto, pero al visitante le dio vergüenza fallar ante la pequeña barra que llegó a apoyarlo al Estadio Ecológico. Eso, y el ingreso de los suplentes argentinos Ismael Gómez y Wálter Silva, le quitaron lo aburrido al cierre del encuentro.

Apenas en el tercer minuto de la complementaria ya descontaba Silva, luego de haberse quitado de encima a José Mena.

Enoc Pérez, al 67’, marcó el segundo de un Limón que amenazó y tuvo para acortar aún más el marcador; sin embargo, se quedó con una única buena noticia en la jornada: al mismo tiempo As Puma caía en Guápiles.