Solo el portero Juanito Alonso conquistó más de dos Orejonas consecutivas. Levantó los títulos en 1956, 1957, 1958 y 1959

Por: Daniel Jiménez 13 septiembre
Keylor Navas, en la previa del juego ante el APOEL.
Keylor Navas, en la previa del juego ante el APOEL.

La Champions League es el elixir para Keylor Navas. Es el torneo que lo catapultó en la historia del Real Madrid y tiene al tico frente a frente con la posibilidad de convertirse en leyenda blanca.

Keylor inició este miércoles con mucha tranquilidad un certamen que convirtió en histórico al meta madridista Juanito Alonso.

El español conquistó cuatro Orejonas consecutivas entre 1956 y 1959. Fue titular en las tres primeras, en la cuarta llegó hasta los cuartos de final por un quebranto de salud y en la quinta no tuvo participación.

Navas lleva dos y de ganar este torneo podría convertirse en el primer guardameta en lograr tres títulos seguidos desde hace 41 años. Iker Castillas, portero histórico de la época moderna del Madrid, tiene tres Champions, pero no consecutivas (2000, 2002 y 2014).

Alonso llegó al Real en 1949 y siete años después ganó su primera Copa de Europa. En esa ocasión derrotó al Stade de Reims por 4-3 en París. Un año más tarde venció 2-0 a la Fiorentina y en 1958 hincó 3-2 al AC Milan.

Keylor podría emular a esta gloria del arco madridista en esta presente edición, luego de las dos medallas de campeón de Europa que posee (2016 y 2017).

Esta competición le cae al tico como anillo al dedo, pues solo perdió dos de los 26 partidos que ha disputado, desde que debutó en la temporada 2014-2015. Es el decimotercer partido en el que Navas mantiene su portería en cero en el torneo de clubes más mediático del mundo.

Con el mundialista como estelar, los dirigidos por Zinedine Zidane también cosecharon 18 triunfos y seis empates.

El Wolfsburgo de Alemania y el Atlético de Madrid son los únicos que lograron superar al Real con Keylor en el arco. Los alemanes se impusieron 2 a 0 en la ida de los cuartos de final, el 8 de abril del 2016; mientras que los colchoneros ganaron 1 a 2 en la vuelta de las semifinales, el 10 de mayo del 2017. En ambas series salieron ganadores los merengues.

Si Navas logra este tercer cetro emulará lo sucedido en la década de los 70 con el portero alemán Sepp Maier, que con el Bayern Múnich alzó las copas de 1974, 1975 y 1976.

"Evidentemente, nuestro objetivo es ser campeones y vamos a luchar para lograrlo. Es un torneo muy lindo de jugar, por eso vamos con todas las ganas, de luchar cada partido con la intensidad y el respeto que se merece el rival para intentar ganar", afirmó Navas, en la previa del compromiso de este miércoles, que terminó con un 3-0 ante el Apoel de Nicosia, en el Santiago Bernabéu. Precisamente, compromiso en el que el costarricense firmó su imbatilibilidad número 13.

El nacional recordó que el camino hacia la gloria no es sencillo, pero en el vestuario existe el hambre de hacer más historia de la que han logrado hasta el momento.

"Sé que todos los compañeros están muy motivados, sabemos que el camino hacia los títulos no es fácil, pero tenemos que seguir adelante y poder obtenerlo", consideró Navas.

Etiquetado como: