El erizo sobrepasará a Alejando Alpízar como el jugador que más ha rematado

Por: Johan Umaña V. 7 mayo, 2015
Jonathan McDonald es el goleador del Verano (14 dianas), está a un tanto del goleo de la temporada y seguramente pasará a Alejandro Alpízar en la tabla de los máximos rematadores del torneo. | JONATHAN JIMÉNEZ
Jonathan McDonald es el goleador del Verano (14 dianas), está a un tanto del goleo de la temporada y seguramente pasará a Alejandro Alpízar en la tabla de los máximos rematadores del torneo. | JONATHAN JIMÉNEZ

Alajuela. Jonathan McDonald anotó el primer triplete de su carrera y se llevó la bola del partido, autografiada por sus compañeros. En el acto, llegó a 14 goles en el Verano y atizó la lucha por el goleo de la temporada.

La batalla la llevará directamente al clásico pues quedó a un gol de Jonathan Moya, quien está al tope de la lista con 18 tantos en los dos torneos.

Yendrick Ruiz también tiene 18 dianas, pero una lesión lo dejó fuera de combate.

Además, Mac seguramente terminará como el jugador con más remates en el Verano: ayer llegó a 47 y quedó a seis de Alejandro Alpízar, quien está eliminado junto al Uruguay.

En materia de tiros a marco, el goleador coronadeño también es líder, con 35, con solo dos remates a portería más que el erizo.

Alpízar repite de líder en remates en el palo, con seis. En esa estadística, McDonald también es segundo: ayer pegó dos y alcanzó cuatro palos en el certamen.

Enfocado en ‘la copa’. Tras la victoria de la Liga sobre As Puma, por 5-0, Jonathan evitó las polémicas, no se refirió mucho al goleo y prefirió centrarse en el objetivo grupal: el campeonato.

“El goleo es secundario, lo más importante para mí es ganar la copa. Es importante en lo personal, desde luego, porque ratifica lo que uno viene haciendo, esfuerzos, sacrificios... que uno y mis compañeros vienen haciendo. Pero del goleador de hace un año nadie se acuerda; del campeón sí. Así que lo que quiero es levantar la copa, la 30”, comentó el delantero rojinegro.

McDonald vive el torneo corto de más goles en su carrera: lleva 14 y nunca había pasado de ocho. Reconoce que es su mejor momento, pero sin conformarse.

“Quiero más. Pero tampoco podemos caer en la ambición extrema. Estoy contento con lo que está pasando, pero hay que mejorar en algunas cosas, hay que ser autocrítico y mejorar varios aspectos”, agregó el ariete.

En la acera del frente, lo espera Moya. Ambos protagonizarán un duelo de goleadores de alto calibre, este domingo (6 p. m.), en el primer clásico de las semifinales.

Aunque él también se desvía del tema del goleo: “Eso es secundario. Si se me da lo del goleo, bienvenido sea, pero lo primero que pongo siempre es el campeonato”, comentó el morado.