Por: Fiorella Masís 21 agosto
Johnny Chaves asumió al Santos de Guápiles para el Torneo de Invierno 2015. Bajo su mando los caribeños clasificaron dos veces a la segunda fase del certamen.
Johnny Chaves asumió al Santos de Guápiles para el Torneo de Invierno 2015. Bajo su mando los caribeños clasificaron dos veces a la segunda fase del certamen.

El técnico del Santos de Guápiles, Johnny Chaves, considera que si su equipo supera al Chorrillo de Panamá, este martes a las 8 p. m., será uno de los favoritos para ganar la Liga de Concacaf.

Los caribeños tienen ventaja de 1-0 sobre los canaleros en los cuartos de final y los enfrentarán de nuevo en el Estadio Nacional.

Para Chaves, el club ya aprendió a disputar este tipo de compromisos internacionales.

¿Mantendrá Santos su idea de juego o habrá algún tipo de variación?

La línea que hemos mostrado en los juegos se va a mantener. Sí, mañana ante Chorrillo queremos que el juego sea diferente al que hicimos en Panamá. Queremos buscar tener la iniciativa, no dejarlos crecer y aumentar ese ventaja, entonces sí el sistema va a variar, la idea es tener más presencia en el ataque porque en Panamá sacrificamos un hombre arriba para reforzar atrás, pero ahora la idea es a la inversa, mantener la línea de juego y hacer ese ajuste con respecto al anterior.

¿Ven fundamental tener más opciones en la ofensiva?

Sí, tenemos la ventaja de que la cancha está bien, nos ayuda más al fútbol de combinaciones. En Panamá nos costó la cancha y el rival hizo un juego de presión, a cómo estaba la cancha nos dificultaba, por lapsos lo teníamos pero no como hubiéramos querido. Entonces, hacer valer la localía y tomar la iniciativa es la intención.

Probablemente jugará Rolando Blackburn, ¿ha tomado en cuenta esta variante o alguna otra?

Imagino que sí va a jugar, allá tuvieron un jugador interesante que no recuerdo el nombre, el número 25 (Luis Hurtado). Entró de cambio, nosotros lo esperábamos de titular porque es un jugador desequilibrante. Esperamos entonces que ponga ese jugador y otro desequilibrante por las bandas y a Blackburn en el centro, ellos tienen que tomar riesgos para buscar el juego, pero eso va a producir algunos espacios que debemos aprovechar, porque allá tuvimos una contra para liquidarlos y sabemos que mañana pueden darse esos espacios, tomando en cuenta que ellos van a querer sacarle provecho a Blackburn.

En estos partidos la definición certera es lo que puede hacer un partido tranquilo o convertirlo en uno muy tenso...

Totalmente, el sábado (ante Liberia) tuvimos tres jugadas frente al marco para liquidar el juego y nos llevamos al final un susto. En el campeonato nacional pasa, pero en Concacaf no, un gol de esos da la clasificación o la pierde, ellos saben que necesitamos rematar la que nos quede para tener mayor tranquilidad en el juego.

¿Qué es lo más peligroso de Chorrillo?

Es un equipo físico, busca el juego directo y a los jugadores en las bandas les gusta el uno contra uno, necesitamos controlar eso.

Superada esta fase, ¿es Santos favorito para ganar este título?

Nosotros ganando mañana, habremos ganado los cuatro juegos. El primero fue muy convincente, ahora dejando al Chorrillo, que tiene mayor experiencia internacional que nosotros, sí se puede ir adquiriendo esa sensación de ser un equipo favorito para llegar, tiene que asumirlo. Así como lo han hecho los equipos grandes de nuestro país, que siempre asumen el cartel de favorito. Eso sería beneficioso para los jugadores, que sientan esa presión, cómo manejarla, ver la respuesta.

¿El gol de visitante le da tranquilidad?

Pienso que ese gol nos dio seguridad, confianza, mas nunca relajarnos, porque rápidamente eso se puede revertir. Ese gol de visita es importante, lo tenemos claro y nos ha dado esa seguridad de plantear el juego de mañana al estilo que queremos.

¿Este partido es el de más tensión y el que medirá realmente a Santos?

Totalmente, a medida que vamos avanzando la ronda es más difícil. Chorrillo ha jugado Concachampions y ha tenido un roce internacional importante, por lo ajustado que está la serie, obliga a Santos a sacar su bagaje futbolístico ante un equipo que ha tenido buenas jornadas internacionales y todavía está vivo en la serie. Es el partido más complicado que tenemos, la ventaja es mínima y el otro equipo tiene potencial, es de la mayor exigencia hasta el momento.

¿Siente a sus jugadores listos para este juego?

Sí, el equipo ha aprendido a jugar estos partidos. Después de llevarse algunos golpes duros entendió que en los partidos de nivel a veces hay que dejarse del romanticismo y ser pragmáticos. Se puede jugar bien, excelente, pero hay momentos en que hay que mantener el ritmo, pararse fuerte. Así se vio en Panamá, porque Chorrillo nos quiso golpear, entrar al juego físico y el equipo supo manejarlo sin caer en expulsiones ni la mala intención, respondió a la altura. Está preparado para este juego.

¿Es el momento más dulce de su carrera como técnico?

Mi primer año en Pérez Zeledón estuvimos jugando Uncaf, llegamos a semifinal y llegamos a la final del torneo de Apertura. Fue un momento muy bueno y este va en la misma línea, porque en los dos hay competencia internacional. En Uncaf fuimos cuarto lugar, solo perdimos con nacionales y aquí vamos igual. Es tal vez el mejor, hasta el momento, de los años que he tenido en Primera.

¿Le hace falta el apoyo de la afición para jugar este tipo de partidos?

Es importante, siempre tener una atmósfera así, con estadio lleno, con gente vitoreando o exigiendo, al jugador le motiva. Por ejemplo, el sábado en la noche llegó mucha gente a Guápiles y al jugador le gusta, se luce... a veces ayuda el empuje de la gente cuando las cosas están difíciles. Sí nos gustaría que la gente llegue y nos dé ese calor porque eso sí tiene su efecto positivo.

¿Es lo que le hace falta a Santos para ya ser ese equipo grande?

Es un todo, es administración, lo deportivo, la gente... en definitiva, siempre que usted logra atraer aficionados todo crece, finanzas, la identidad con el pueblo, sí es algo que necesitamos. También lo que le hace falta a Santos para atraer más gente es un título, porque a la gente le gusta ir con el ganador, aquí y en todo lado. En este momento estamos logrando tener adeptos porque estamos ganando, pero podemos rematar en el momento que podamos hacer a este equipo campeón.