Los caribeños pelean en la parte alta de la tabla y este miércoles complicaron a los rojinegros, a tal punto que los mismos manudos los felicitaron

Por: Ferlin Fuentes 25 noviembre, 2015
El limonense Kareem McLean (izquierda) cubrió el balón ante la marca del rojinegro Carlos Discua (derecha).
El limonense Kareem McLean (izquierda) cubrió el balón ante la marca del rojinegro Carlos Discua (derecha).

Alajuela

Limón no deja de llamar la atención por su buen nivel en el Torneo de Invierno y por ello los mismos adversarios no dudan en elogiar a los futbolistas caribeños.

Así lo hicieron los jugadores de Alajuelense, quienes no fueron mezquinos, pese a que no los lograron derrotar. Los manudos destacaron el planteamiento de los limonenses y su hambre por intentar firmar un certamen histórico, pese a todas las limitaciones económicas que enfrentan.

"Sabíamos de que iba a ser un rival muy aguerrido. Limón vino a hacer un buen encuentro y por algo están peleando clasificación y son una de las sorpresas del torneo. Lamentablemente no pudimos concretar opciones como la que tuve de penal", indicó Kenner Gutiérrez.

El conjunto que dirige Horacio Esquivel no llegó a encerrarse al Alejandro Morera Soto y jugó sin complejos en busca de un triunfo que los catapultara aún más en su lucha por un boleto, algo que también destacaron los erizos.

"Limón se paró bien, hizo un buen trabajo y vino a proponer, pero a nosotros nos faltó intensidad. En el primer tiempo manejamos la pelota, lo hicimos bien, pero luego no sé qué pasó. No fue un buen partido para nosotros y por eso tenemos que analizar lo que pasó, pero mejor que pase ahora y no en lo que viene del torneo", señaló el atacante Jonathan McDonald.

El técnico de la Tromba destacó el nivel de su equipo y ratificó que una de las virtudes más grandes es que no le temen a ningún club y por eso llegan a jugar sin complejos, sin importar en la cancha en que estén.

"Quiero clasificar y para hacerlo hay que ser agresivo. No tengo temor de ir al frente porque tenemos la capacidad para hacerlo. Yo venía a proponer a Alajuela y así se observó", indicó Esquivel.

El estratega de los caribeños agregó que el momento que viven se debe a la unión de grupo y a lo fuerte que están a nivel mental para superar las adversidades que se les presentan.

"Hemos trabajado mucho lo metal. La confianza que se le ha dado a los jóvenes y el aporte de los experimentados nos permitió amalgamar a un buen equipo. Además, hay una idea clara de juego", concluyó el técnico.

El empate ante Alajuelense le permitió a Limón llegar a 31 puntos y ubicarse en el cuarto lugar. A los caribeños aún les resta medirse con Saprissa y Pérez Zeledón en el cierre del campeonato.