Los clubes que no tomen medidas se arriesgan a cinco tipos de sanciones

 31 octubre, 2013
La afición del Cartaginés reincidió en insultos contra el lateral izquierdo del Herediano, Waylon Francis, el pasado domingo en el estadio Rafael Fello Meza. El árbitro Johnny Quirós detuvo el encuentro. | MEYLIN AGUILERA
La afición del Cartaginés reincidió en insultos contra el lateral izquierdo del Herediano, Waylon Francis, el pasado domingo en el estadio Rafael Fello Meza. El árbitro Johnny Quirós detuvo el encuentro. | MEYLIN AGUILERA

Los equipos de la Primera División se exponen a sanciones económicas y hasta ser expulsados de la competición si sus aficiones reinciden en actos racistas en los estadios.

Según el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol), Eduardo Li, y secretario general, Rafael Vargas, los equipos podrían sufrir cinco tipos de sanciones si no corrigen esta falta.

"Cuando los partidarios de un equipo cometen estas infracciones: primero una multa de ¢500 mil, segundo, el club deberá jugar a puertas cerradas (sin público asistente), tercero, pérdida de seis puntos del total acumulado en el campeonato, cuarto, el descenso inmediato a la Liga de Ascenso, y la quinta vez la expulsión de la competición de forma total", comentó Vargas en conferencia.

El federativo explicó que "se podrá exonerar una única vez de esta sanción al club que demuestra de forma inmediata que ejerció las medidas necesarias para detener la conducta infractora".

Los jerarcas tomaron la decisión de reforzar los castigos debido a los actos del pasado fin de semana.

Los insultos de la afición saprissista contra el portero del Puntarenas, Víctor Bolívar, calentaron el ambiente con respecto a este tema, y los insultos racistas contra el lateral Waylon Francias en el encuentro del domingo entre Cartaginés y Herediano, en el estadio José Rafael "Fello" Meza, significaron la gota que derramó el vaso.