Estratega definió y afinó esquema táctico, cambió jugadores, despertó a los delanteros y convirtió la táctica fija en una fortaleza, entre otras, para sacar a los brumosos del octavo lugar y colocarlos de terceros

Por: Cristian Brenes 23 octubre, 2015
Fabrizio Ronchetti celebra el gol de la victoria del cartaginés
Fabrizio Ronchetti celebra el gol de la victoria del cartaginés

Redacción

César Méndez asumió las riendas de Cartaginés el 18 de agosto y en apenas dos meses sacó a los brumosos del octavo lugar y los catapultó hasta el tercer puesto, gracias a un rendimiento del 57% en los 10 juegos que acumula en el Torneo de Invierno.

El técnico charrúa ganó 17 de los 30 puntos que disputó hasta ahora, tras cinco victorias, dos empates, tres derrotas, 11 goles a favor y 12 en contra. ¿Cómo logró este cambio Méndez?

Méndez realizó ocho ajustes puntuales que tienen a su equipo peleando por uno de los cupos a cuartos de final.

Desde su llegada al banquillo blanquiazul cambió de arquero, colocó a Luis Torres como titular y lo consolidó. Al mismo tiempo varió el sistema del equipo, se olvidó de la línea de cuatro y apostó por un 1-5-3-2 como base, con una línea de cinco en la zaga en la que le dio regularidad a los mismos cinco hombres.

En este esquema utiliza a Juan Diego Madrigal como central. Adicionalmente, le da libertad a los dos laterales para que se incorporen al ataque, incluso al mismo tiempo, con lo que gana profundidad.

Posteriormente logró despertar a los delanteros, quines no sumaban goles en el Invierno y tras su llegada registran siete tantos (Fabrizio Ronchetti cuatro, Rándall Brenes dos y Alejandro Aguilar uno).

Además, convirtió la táctica fija en su mejor aliada, a tal punto que seis de los 11 goles que registra Cartaginés con Méndez cayeron por esta vía.

El timonel uruguayo utiliza la rotación para incentivar la competencia y cuidar figuras. Hasta el momento puso en cancha a 22 de sus 23 futbolistas de Primera.

Finalmente, se enfocó en el trabajo mental con el plantel y logró que sus jugadores derribaran barreras como remontar juegos, lo hicieron en tres de 10 juegos, y ganar de visitantes, algo que no había logrado en el Invierno, pero ya suman dos triunfos.

Méndez le cambió la cara a los de la Vieja Metrópoli y este sábado ante Herediano tiene la oportunidad de confirmar la evolución de su equipo.