Por: Gabriel Vargas B. 22 diciembre, 2013

Walter Quesada dirigirá su final número 16 en Costa Rica. | ARCHIVO
Walter Quesada dirigirá su final número 16 en Costa Rica. | ARCHIVO

La personalidad serena dentro del terreno de juego del árbitro Walter Quesada es la misma fuera de la cancha.

A sus 43 años dirigirá esta noche su final número 16 en el fútbol costarricense, experiencia que le dan un plus en este tipo de partidos, como él mismo lo dice.

Esos años recorridos le enseñaron a manejar los días previos al juego decisivo con mucha cautela, al punto que exige respeto de sus propios compañeros de trabajo en el Instituto Nacional de Seguros, donde funge como supervisor de peritos.

Pendiente. El silbatero reconoce que está pendiente de lo que sucede durante la semana en los planteles finalistas.

“Yo soy el responsable directo, y por lo tanto yo tengo que empaparme del asunto. Mentira que voy a decir que no he escuchado, no he leído, no he visto. La prensa también juega un papel muy importante y nos ayuda a visualizar y prevenir si fuera el caso todos esos dimes y diretes, pero es parte del fútbol”, comentó Quesada.

“Nosotros debemos llevar el antídoto por si los jugadores y el cuerpo técnico no se pueden tranquilizar o saber manejar esas ansias. Trataremos de llevar la medicina para ver si llevamos un buen encuentro”, agregó.