Alajuelense recibió la tercera parte de los goles muy cerca de llegar al mediotiempo

Por: Johan Umaña V. 10 mayo, 2015

Alajuelense y Saprissa son los dos equipos menos batidos en el Verano. Eso indica que tienen pocas debilidades, pero efectivamente las tienen.

La Liga se despista antes de que llegue el mediotiempo y por eso le marcaron siete de sus 23 goles en contra (30%) entre el minuto 31 y el 45 de cada juego.

La S más bien entra desprevenida a jugar y le han marcado 10 goles en los primeros 15 minutos de cada tiempo (cinco al inicio del primer tiempo y cinco al inicio de la complementaria). Es decir, el 45% de los 22 tantos en contra de los morados, o casi la mitad, madrugan al equipo.

Los rojinegros no parecen tener una debilidad repetitiva en la zaga. Mas a los morados les anotan mucho de cabeza: seis goles o 27% es una alta media en este campeonato nacional. Especialmente si se toma en cuenta que solo dos de esos goles con la testa los recibieron en una jugada explicita de tiro de esquina.

Ante el Herediano, Saprissa recibió dos goles de cabeza, que es una de las debilidades que muestra la zaga del bicampeón. En la foto celebra el anotador Jonathan Hansen (derecha), con José Sánchez. | LUIS NAVARRO
Ante el Herediano, Saprissa recibió dos goles de cabeza, que es una de las debilidades que muestra la zaga del bicampeón. En la foto celebra el anotador Jonathan Hansen (derecha), con José Sánchez. | LUIS NAVARRO

Precisamente, resalta que los dos conjuntos son particularmente buenos en evitar que les anoten de táctica fija: entre ambos solo han recibido tres goles desde un tiro de esquina.

Aunque sí han recibido bastantes goles de penal: cuatro Alajuelense y tres Saprissa.

“Debilidades, a veces Saprissa es un equipo que al poner tanta gente en ataque deja espacios en defensa y el regreso no es tan rápido como debiera ser. No es que la defensa sea lenta, es que como defiende con tres tienen que recorrer más espacios, cubrir el ancho del campo y cuando los dos laterales están lanzados en ataque es complicado cubrir ese ancho”, comentó José Giacone, uno de los técnicos que logró derrotar al Monstruo en este campeonato.

Giacone, a cargo de la Universidad, también le complicó la vida a Alajuelense y sabe que los manudos comparten debilidades similares en defensa: ambos clubes proponen mucho al ataque y dejan espacios atrás.

“La Liga ha venido levantando, es un equipo compacto. El hecho de que va a ser local hace que tenga la obligación de ir a buscar el resultado, poner muchos jugadores en ataque y eso lo expone un poco. Pero siempre ha sido un equipo equilibrado en finales, que no ha dado muchas ventajas”, analizó Giacone.

infografia